A contrapié

Con la seguridad del triunfo

¿Qué pasaría si el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación emite su resolución y declara válidas las elecciones del cuatro de junio en los últimos días de noviembre o lo que es peor, un día antes de que el actual mandatario, Rubén Moreira Valdez, entregue su gobierno?


Teóricamente es posible. Por ello, ciertamente sería irresponsable el gobernador electo Miguel Ángel Riquelme Solís si deja correr el tiempo, si no se prepara para asumir como gobernador el primero de diciembre.


Antes del día último de noviembre, el TEPJF no tiene fecha para emitir una resolución, ni siquiera tentativa, de tal manera que habría irresponsabilidad si desde ahora no se empieza a planear la transición en el Ejecutivo del Estado.


Considerando lo anterior y aunque la oposición, específicamente Guillermo Anaya Llamas y el morenista Armando Guadiana, puso el grito en el cielo, desde el lunes pasado quedó debidamente conformado el equipo de la transición, los responsables que se harán cargo de las diversas áreas para la entrega-recepción. Las mesas tienen que ver con Plan Estatal de Desarrollo, estructura orgánica, seguimiento y cumplimiento de compromisos y seguridad y procuración de justicia, entre otros.


Y ahí vemos a laguneros y torreonenses como el ex candidato a diputado, José Luis Flores, el regidor Mario  Valdés Garza, el ex panista Fernando Gutiérrez y hasta el ex aspirante a la Alcaldía, Miguel Mery Ayup, que se colgó del último de los cargos. Las mesas de trabajo no sólo se constituyeron para cumplir con el requisito legal, sino que apenas se dieron a conocer a sus integrantes, inmediatamente se tuvo la primera reunión de trabajo.


Si el gobernador Rubén Moreira declaró la semana pasada que el primero de diciembre le entregará la estafeta a Miguel Riquelme, éste dijo el martes que gobernará Coahuila. Algunos articulistas se preguntan si eventualmente el Tribunal Electoral llegara a declarar la nulidad de los comicios, ¿será Riquelme gobernador interino por un año? El PRI tiene toda la documentación que respalda la legitimidad de la mayoría de los votos y que no incurrieron en rebase de gastos de los topes de campaña, por lo que es de esperarse que en ese sentido se pronuncie finalmente el Tribunal.


jamb612003@yahoo.com