A contrapié

Por la reelección

A cuatro meses de cumplir su rectorado de tres años en la Universidad Autónoma de Coahuila, a Blas José Flores Dávila se le despeja el camino de la reelección, y todo indica que continuará en el cargo por un segundo período.

Si el año pasado el secretario general de la institución, Salvador Hernández Vélez, al frente de un grupo de directores y docentes, dio muestras de aspirar a la Rectoría y dejar a Blas José con solo un trienio, esas pretensiones se han disipado y hasta ahora no aparece nadie en el horizonte universitario que pudiera hacerle sombra al rector.

Sin ser brillante, Flores Dávila ha realizado una labor aceptable al frente de la llamada máxima casa de estudios de Coahuila.

Le han ayudado la experiencia adquirida a través de las variadas responsabilidades dentro de la misma Universidad, puestos en la Secretaría de Educación Pública y en el Municipio de Saltillo, y el respaldo del gobernador Rubén Moreira Valdez y del presidente del Congreso del Estado, José María Fraustro Siller, quien todavía tiene mucha influencia en la institución universitaria.

El rector de la UAdeC presume que el año pasado se abrieron las carreras de ingeniería automotriz y las licenciaturas en comunicación y relaciones públicas, en comunicación y producción de medios y la de negocios internacionales; que cuatro planteles fueron evaluados para ingresar en el Sistema Nacional de Bachilleratos, y los reconocimientos recibidos por la Suprema Corte de Justicia y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior debido a la actualización de los programas de estudio de la carrera de licenciatura en derecho.

Sin embargo, a Blas José Flores todavía le falta mucho por hacer. En su plan de trabajo presentado al asumir la Rectoría señaló flexibilidad en los planes de estudio, introducción de nuevas tecnologías, reforzamiento de la seguridad, construcción de más planteles, que los docentes adquieran un papel más protagónico en el proceso educativo.

A pesar de que, ante las críticas recibidas, decidió efectuar un recorte de salarios en los altos niveles, las percepciones todavía son demasiado elevadas, empezando por el mismo rector.

En fin, si no ocurre nada extraordinario de aquí a mayo, Flores Dávila tendrá otros tres años al frente de la UAdeC para poder cumplir sus promesas.


jamb612003@yahoo.com