A contrapié

La interna priista

El PRI tendrá una prueba este domingo cuando acuda a su proceso interno para elegir candidatos a diputados locales. El reto será utilizar el mayor número de las 250 mil boletas previstas para utilizarse en los mil 224 centros de votación que se instalarán en 13 de los 16 distritos.
La elección interna abierta a la militancia, por supuesto, persigue que los futuros candidatos tengan la oportunidad de realizar campaña y lleguen al proceso constitucional con un mayor posicionamiento. Pero también implica riesgos pues el reto de este domingo será interesar a los militantes a participar. Si de por sí las elecciones locales intermedias por lo general resultan desangeladas.
Dado que los comicios tienden a ser cada vez más reñidos los conceptos como focos rojos o focos amarillos han perdido vigencia.  En el caso de los cuatro distritos de Torreón, uno de los cuales se comparte con Matamoros, se presentan peculiaridades muy interesantes.
En el IX, que, entre otros, se excluye de la convocatoria  emitida en su momento por la dirigencia estatal del tricolor, el ex panista Luis Gurza Jaidar, regidor por el PRI con licencia, se apresta a registrarse por el Partido Verde, de acuerdo con negociaciones entre la dirigencia priista y la de su tradicional aliado, el Verde.
De tal manera que es muy probable que en el IX veamos una lucha encarnizada entre el hijo de Edmundo Gurza Villarreal y la ex síndica panista Luz Natalia Virgil. Entonces, Gurza deberá demostrar que sí le resta votos al dividido PAN y que sí suma sufragios priistas, y no al revés.
El Distrito VI, la virtual candidata Verónica Martínez, con todo y que tiene varios pendientes y reproches que sortear, sobre todo en el municipio de Matamoros, aparece un tanto cómodo para los intereses priistas. Y un mejor panorama se presenta en el VIII, de donde es diputado con licencia el secretario de Desarrollo Social, Rodrigo Fuentes Avila, quien le sigue apostando al intenso asambleísmo como fórmula para estar cercano a la gente.
En el VII, el ex diputado Shamir Fernández, inició su precampaña con cierta negligencia, pero ha apurado el paso en los últimos días. A ver si le alcanza, porque la precampaña termina el sábado y luego de las votaciones vendrá un período de silencio electoral.
Así las cosas, el dirigente estatal del Revolucionario Institucional, David Aguiñón, tiene sobre sus hombros la enorme responsabilidad de rendir cuentas positivas, habida cuenta de que la siguiente Legislatura Local habrá de revisar y aprobar o rechazar las finanzas del gobernador Rubén Moreira.


jamb612003@yahoo.com