A contrapié

De cabeza

El mismo PAN pone las evidencias que comprueban que sí habría incurrido en fraude electoral y financiero y otros delitos que se acumulan, a través del uso de tarjetas bancarias de nómina.

El asunto es más grave de lo que pudiera suponerse. Ya hace tres semanas habíamos advertido aquí que “la denuncia que interpuso el PRI contra el PAN ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) pueden tener un alcance más allá de la simple querella sin mayores fundamentos, la querella que de cajón se presenta en cada proceso electoral más que nada con fines mediáticos”.

La filtración de llamadas telefónicas del candidato azul a gobernador, Guillermo Anaya Llamas, al senador Luis Fernando Salazar y a otra persona de nombre Luis confirman que efectivamente Acción Nacional tenía previsto gastar hasta 70 millones de pesos –de los cuales ya había ejercido una parte- en la operación ya conocida como “lavadero con tarjetas” en la que hasta una institución bancaria estaría inmiscuida al emitir tarjetas sin requerir la identidad de los receptores.

Es tanta la maquinación fraguada por los directivos panistas que los delitos como el rebasar los topes de campaña puede ser el menor.

De acuerdo con las denuncias en proceso, deberán intervenir en la investigación de este gran mega fraude, no sólo el INE y la Fepade, sino también la PGR, secretarías de Hacienda y del Trabajo, así como el Seguro Social.

Originalmente uno de los activistas contratados por el blanquiazul filtró todo el operativo que ya tenían en marcha los panistas y posteriormente el candidato Anaya Llamas se echó de cabeza al ser sorprendido en llamadas telefónicas en la que se refiere –por cierto con un lenguaje muy florido- al “sistema” electoral, en el que participa incluso, de acuerdo con la denuncia priista, hasta un individuo de nombre Eduardo Sierra, quien depositaba los recursos con los que  pagaban a los activistas.

Tal persona había estado detenida hace siete años en Canadá por portación de cocaína y metanfetaminas.

Así o más grave el lavadero con tarjetas. 


jamb612003@yahoo.com