A contrapié

Sin abasto y sin planeación

Cíclico, el problema de desabasto de agua ya se hizo presente y con todo y manifestaciones y bloqueos, conforme sube la temperatura, lo que pone a Xavier Herrera en el enorme reto de demostrar que es capaz de responder satisfactoriamente a los usuarios.
El problema del Simas, no de ahora, ha sido la falta de planeación, amén de la ineficiencia y los recurrentes casos de corrupción, cada vez con mayor descaro; el estar medio resolviendo los problemas conforme se presenta, incrementándose, por lo tanto, el rezago.
Por ello el reto del gerente general del Sistema no es menor, con todo que la desastrosa gestión de su antecesor Jesús Campos y compañía dejaron el rasero por los suelos.
Xavier Herrera ha mostrado, no solo que quiere hacer las cosas bien sino incluso que no está dispuesto a hacerla de tapadera de corruptelas a tal grado que ya ha tenido desencuentros  --más bien desafortunados y directos encuentros--, con anteriores funcionarios del Simas.
Pero no podrá llegar al fondo de las cosas si no cuenta con el total apoyo de Miguel Angel Riquelme. Sin embargo, para el alcalde los casos de corrupción pasan a segundo término, pues lo prioritario en este momento es minimizar el impacto social de la falta del vital líquido, sobre todo una vez que empezaron las manifestaciones de inconformidad de los vecinos, mientras que los nuevos pozos actualmente en perforación no entrarán en funcionamiento sino a fines de mayo. Si todo sale bien. Es decir, cuando el calor lagunero esté en su máxima expresión.
Por lo demás, Herrera Alain tiene mucho que demostrar, pues el abasto de agua es solo uno de los múltiples frentes de un área tan sensible como es el Simas. Están los casos jurídicos y el esclarecimiento de las corruptelas ocurridas en la pasada administración en la que en los últimos meses el mismo actual gerente fungió como contralor.
De no proceder con energía, aunque con estricto apego a derecho, sobre todo con una eficiente área jurídica, Xavier Herrera será cómplice de los graves asuntos pendientes que arrastra el Simas relacionados con responsabilidades legales. Y ya no tendrá excusa para no actuar, pues no hay ya un Eduardo Olmos que lo detenga.


jamb612003@yahoo.com