A contrapié

Torreón y las obras

Posiblemente no haya obra alguna a la que no se opongan o critiquen algunos ciudadanos o un sector de la población. En Torreón abundan los ejemplos.

Queremos que se rescate la avenida Morelos, pero nos oponemos a un teleférico y escandalizamos por la lentitud de los trabajos que convertirán en un atractivo paseo a esa simbólica y céntrica arteria.

El teleférico significará un verdadero detonante en la avenida Morelos, después de que en los últimos años han cerrado infinidad de establecimientos comerciales en esa avenida de las históricas palmas.

En su momento la Plaza Mayor recibió muchísimas críticas de personas negativas, de los que critican todo y no están a favor de nada. Hoy ese sitio está convertido en el favorito de los torreonenses y es sede de diversos espectáculos que reúne a decenas de miles de personas.

Por supuesto, bienvenida la crítica, pero hoy se evidencian intereses malsanos, sin apenas fundamentos que pretenden desvirtuar el proyecto del teleférico, un proyecto con un alcance nacional que una vez en funcionamiento recibirá la aprobación total de los ciudadanos. Los laguneros en general apreciarán en su momento y en todo lo que vale esta espectacular obra.

Porque se advierten también seudo empresarios criticando cualquier proyecto que emprendan las autoridades, cuando deberían tomar el ejemplo de verdaderos empresarios que generan empleos y que en lugar estar quejándose y criticando todo realizan donativos de manera anónima, caso concreto la carroza al DIF Municipal.

Es cierto que nada es perfecto y en el caso de los proyectos en marcha algunos funcionarios han obrado con displicencia, no han realizado su labor de manera eficiente, alimentando la censura y reprobación de los trabajos.

Un proyecto terminado y en funcionamiento con todo éxito es la Línea verde, junto a la colonia Residencial del Norte, a la que se le ha dado un plus impresionante: tiene su reglamento, una directiva ciudadana, vigilancia permanente y lo más importante, diversos eventos organizados diariamente que congregan a los vecinos de las colonias cercanas.  Es decir, no se construyó, se entregó y se dejó ahí. No hay vecino que se hable mal de la Línea verde.

 

jamb612003@yahoo.com