A contrapié

Hasta el Sobrino

Con singular entusiasmo Fernando Macías Anaya está sumado a la campaña del priista Shamir Fernández Hernández por la diputación local. Hasta parece que es él el candidato. Y Shamir lo presume en las redes sociales como un gran trofeo, como una victoria anticipada sobre el PAN.De acuerdo con las fotografías publicadas, el ex presidente del Frente Juvenil panista parece burlarse de su tío, como vengándose por haber sido borrado de la lista de candidatos a diputados, sobre todo luego de que disputó y ganó “democráticamente” el proceso interno del blanquiazul.Macías Anaya habrá consumado su venganza cuando alce la mano del triunfador en el Distrito VII y vea derrotada a la candidata panista María del Carmen Espada. El sobrino de Guillermo Anaya posiblemente obtenga un puesto en el gobierno estatal. ¿Pero cuánto le va a durar el gusto? En unos años será uno del montón y luego será botado, que no votado. Seguirá los pasos de Manuel Villegas y de Jesús y Javier Pérez Valenzuela. Después de ganar la interna, el sobrino del ex senador y actual diputado federal preparó su propaganda para la campaña, que ya no podrá utilizar.El hecho es que Fernando Macías no sumará un voto a la causa priista. Todo es meramente mediático.   Por lo que respecta al diputado federal Guillermo Anaya, amo y señor del PAN coahuilense, ya debería preocuparle que hasta sus sobrinos abandonen las filas de su partido, con todo y que se trate de simples caprichos, con todo y que se deba a que fácilmente les ganan las ambiciones personales sobre los principios partidistas, prácticamente inexistentes. Porque también están los casos de José Máynez, Martha Rodríguez, Luis Gurza, Elida Bautista, que se van del PAN alegando que Memo Anaya y su cerrado círculo lo tienen secuestrado y que Acción Nacional ha perdido su mística.El PAN reaccionó anunciando en Monclova que dos priistas se pasan a las filas blanquiazules. Es decir, en este proceso, como ha sido la constante en los últimos años, más que privilegiar un plan legislativo, una oferta de campaña, ahora se trata de quitarle militantes a los contrarios. Ganará quien sume más “exs”. Al fin y al cabo que al rato vuelven a su partido donde se iniciaron. O se van a otro y después a otro… Todo sea por un puesto. 


jamb612003@yahoo.com