A contrapié

Estrategia fallida

Al senador panista Luis Fernando Salazar le salió el tiro por la culata. A estas alturas debe de estar arrepentido de haber convocado a rueda de prensa para acusar al alcalde Miguel Ángel Riquelme de peculado. Y es que se aventó como el Borras. No bien había terminado de exponer su sarta de ocurrencias este martes en la sede de su partido, cuando ya los reporteros estaban buscando la reacción del destinatario de los ataques del joven senador. Es decir, Luis Fernando no esperaba recibir respuesta tan pronto y menos en la forma en que ocurrieron las cosas. Le falló la estrategia de obtener reflectores gratuitos, de sacarle raja al año electoral que se vive a costa del presidente municipal.Y menos esperaba que Miguel Angel Riquelme, en su revire, lo comparara con otros panistas. “Serían buenas noticias que se sumara al esfuerzo de destacados panistas como Guillermo Anaya o Marcelo Torres Cofiño que han mostrado buena disposición y han tendido la mano”. Claro, se trata de políticos con experiencia que quieren que le vaya bien a Torreón, sentimiento que no parece compartir el senador blanquiazul.Todos los partidos, incluido el PAN, cuando ocupan instancias gubernamentales les solicitan aportaciones económicas a los funcionarios y empleados. Es lo menos que pueden hacer, sin menoscabo de sus habilidades o profesionalismo para desempeñar determinado cargo.La copia de la transferencia del dinero exhibida por el alcalde confirma lo ilógico e impensable que resulta suponer que las aportaciones de los empleados no llegan a su destino si con ellas se cubren cuestiones básicas como salarios y servicios. De tal manera que el senador Salazar Fernández tendrá que revisar su lista de objetivos electoreros si no desea seguir haciendo el ridículo.Por lo demás, el gobierno municipal ha acatado la disposición del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en el sentido de suspender  desde la segunda quincena de diciembre –mientras se emite la resolución de fondo- las aportaciones de los empleados. Seguramente tendrá que encontrar otro mecanismo o procedimiento para hacer llegar ese dinero al PRI y ciertamente manejar de manera más transparente tales recursos. 


jamb612003@yahoo.com