Entorno Empresarial

Sociedad en Movimiento

El papel que juega la sociedad civil en los países desarrollados es altamente proactivo, son sociedades comprometidas con las causas que les son comunes, siendo justamente este el principio y razón de ser de toda “sociedad”, ya que la ausencia de esa comunión obstaculiza el esfuerzo para ejercer acciones para el bienestar de su “comunidad” y, por ende, no se puede hablar de la existencia de una “sociedad”.

El tema viene a colación porque en México aún carecemos de una sociedad organizada, sí tenemos una sociedad que quiere caminar en esa dirección pero que todavía no puede manifestarse madura en este proceso.

Esta es una de las razones principales del porqué suceden hechos que lastiman el interés de la sociedad y en los que somos solamente observadores.

Las sociedades que progresan son sociedades que se distinguen primeramente por su compromiso con sus causas comunes, este compromiso les lleva a ser sujetos activos en su nivel de participación y exigencia a quienes deben de servirles en la conducción de sus respectivas comunidades.

La nuestra todavía es una sociedad pasiva y bastante permisiva de muchas acciones que le afectan, somos hasta cierto punto una sociedad acomodaticia a las circunstancias y manejable totalmente al libre arbitrio de otros.

Ese nivel de indiferencia afecta colectivamente a esta sociedad y beneficia implícitamente a quienes cedimos el derecho a gobernarnos.

Los espacios de poder serán llenados con avidez, y sus efectos nocivos se incubarán en el huevo de la serpiente que después nos engullirá, manifestado en corrupción, delincuencia, indiferencia y tantos otros males que carcomen de forma gradual o acelerada las capas sociales, ante la pasividad de una sociedad que todo lo calla y todo lo permite.

Lo que hoy padecemos tiene sus orígenes en conductas que dejamos pasar por conveniencia y se convirtieron en complicidad para que hoy los gobernantes tranquilamente nos endilguen un lacónico y falaz “aquí no pasa nada”.

Una sociedad en movimiento siempre será bienvenida para ser garante de gobiernos que se dijeron y se eligieron bajo el concepto de “democracia”, sustentado por su definición, como gobiernos “del pueblo y para el pueblo”.

Lejos, muy lejos andamos de estos postulados.