Entorno Empresarial

SAT: Auditorías electrónicas

El tema que abordamos la entrega anterior y que hoy retomamos, lo enfocaremos sobre el comercio exterior, aplicable a todas las empresas que exportan o importan, dentro de las cuales están aquellas que cuentan con programas de fomento autorizados por la Secretaría de Economía, como las IMMEX.

Las IMMEX por estar autorizadas a realizar “importaciones temporales”, están obligadas a llevar un sistema de control de inventarios de acuerdo con lo que dispone el SAT en sus Reglas Generales en Materia de Comercio Exterior en su Anexo 24.

Pues bien, además del Anexo 24, a partir de enero de 2015 en virtud de la reforma fiscal que modificó las leyes del IVA e IEPS, entre otras, se creó la obligatoriedad de que estas paguen el IVA y el IEPS en todas sus importaciones temporales que antes no pagaban; a menos que, como excepción, obtuvieran del SAT una certificación en esta materia para quedar exentas de su pago.

Derivado de esta certificación, se adicionó otro anexo a las citadas reglas para poder controlar ya no solo los inventarios físicos vía Anexo 24, sino los saldos monetarios de IVA/IEPS pendiente de pago ante el SAT y cuyo control se lleva en el Anexo 31.

Con todo este esquema de control implantado por la autoridad fiscal que se suma a la facturación electrónica, más el ejercicio de las facultades de comprobación ampliada que les dio la reforma del Código Fiscal de la Federación para ejecutar las auditorías electrónicas, el SAT tiene ahora la sartén por el mango y el mango también; así que cuando usted reciba una apreciable visita de un auditor o le llegue un mensaje a su buzón tributario es porque ya le detectaron algún incumplimiento u omisión, por lo tanto ya el SAT no irá a revisar eternamente sus documentos a ver qué le encuentra, sino irá porque ya le encontró; en otras palabras diría “no vengo porque puedo, sino porque puedo vengo”.

Este es un tema que da para mucho más por lo que generaremos algunas entregas más para platicar sobre el mismo.