Entorno Empresarial

¿Regionalizar el comercio mundial?

La única constante en el entorno económico mundial es su dinamismo. Hasta enero de 2014 había un total de 583 notificaciones de acuerdos regionales a la Organización Mundial de Comercio, que comprenden bienes, servicios y otros accesorios. 

Esto nos da una clara idea de esa dinámica de las economías por buscar acuerdos comerciales entre regiones y países.

Esta efervescencia ha tenido lugar mayormente a partir de principios de los 90’s, año en el que inicia un acelerado proceso para insertarse en la economía global.

Las economías de distintos países cada vez buscan un mayor nivel de integración económica, lo que hace que hoy no haya en el mundo ningún continente que esté fuera de este proceso; con una dinámica mayor están América, Europa, Asia y Oceanía, y a un menor ritmo lo hace el continente africano.

En el pasado reciente, la tendencia era a la asociación económica entre países en acuerdos bilaterales o trilaterales muy orientados al comercio de bienes únicamente; posteriormente se  incorporaron acuerdos que consideraban ya al sector de los servicios y la inversión, pero con un enfoque hacia la formación de bloques entre países, o hacia una regionalización.

Actualmente esa tendencia se ha movido gradualmente hacia el acercamiento entre regiones otrora rivales, como es el caso de la Unión Europea y los Estados Unidos, quienes buscan ahora una forma más conveniente de fortalecer sus economías y comercio para conservar la supremacía ante la creciente amenaza china por convertirse en la economía número uno del planeta.

Así nacen alianzas como el Acuerdo Transpacífico (TPP), la Alianza del Pacífico entre Chile, Colombia, México y Perú, el Acuerdo Único con Centroamérica entre México y las cinco economías de esa región con las que ya teníamos tratados de libre comercio y otras. 

No es por tanto de sorprendernos que los países del TLCAN estén buscando generar el Espacio Económico Norteamericano que será una etapa más hacia la integración comercial en la región de Norteamérica.

Así parece confirmarlo la próxima reunión de los presidentes Obama y Peña Nieto con el Primer Ministro Harper.

Entretanto México sigue negociando acuerdos bilaterales, ahora toca el turno a Turquía y Jordania.