Tribuna sembradora

Cinco lustros del Museo de Mina

En memoria de Guillermo Tovar y de Teresa, promotor de museos.

 

El Museo “Bernabé de las Casas” cumplió el pasado mes de octubre 25 años de vida. Fue inaugurado en 1988 con el objeto de conservar y difundir el patrimonio histórico del noreste. Cuenta con salas como las de geología histórica, antropología, historia regional, cocina, Niño Fidencio y arte religioso.

Sus instalaciones incluyen el auditorio “María Villarreal de Barragán” y la sala de exposiciones temporales “Manuel de la Garza”, en cuyo espacio acaba de efectuarse un homenaje el pasado sábado 26 de octubre a la pintora Bertha Alicia Cantú, integrante del legendario Taller de Artes Plásticas de la Universidad de Nuevo León, cantera de tantos artistas.

El detonante para el surgimiento de este Museo fue el descubrimiento en 1983 de la osamenta de un mamut, mismo que fue estudiado por paleontólogos de todo el mundo, los que acudieron al municipio de Mina. Posteriormente, en la zona denominada Boca de Potrerillos, a 14 kilómetros de la cabecera municipal, los antropólogos J. Olson, G. De Witt y, particularmente, William Breen Murray, profesor de la Universidad de Monterrey este último, estudiaron a profundidad un sitio donde se localizan más de 12 mil petroglifos y artefactos líticos, de hueso y de concha. El sitio ha sido estudiado en tesis de licenciatura y posgrado y está a cargo del INAH, bajo el cuidado del arqueólogo Moisés Valadez. Además, el Museo de Mina ha sido, a su vez, la bujía para rescatar y difundir sitios como Espinazo-Fidencio y la Hacienda del Muerto.

Pero todo este esfuerzo no sería posible sin el Patronato que encabeza la entusiasta Ernestina Lozano de Villarreal, gran promotora cultural de Nuevo León. Para quienes deseen visitar el Museo de Mina, éste se encuentra en servicio de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas, teléfono 01-829-288-0082 (Club Sembradores de Amistad Regiomontano AC).

jose.mendirichaga@udem.com.mx