Tribuna sembradora

La crónica no desea ser lisonja

El patrimonio cultural
y ambiental está en riesgo,
si no se pone atención
a los proyectos de extracción
por gas shale.

Carlos Gómez Flores, nuevo presidente de los cronistas.

 

 

Hace una semana, en el Museo Regional de Historia, la Asociación Estatal de Cronistas “José P. Saldaña” tuvo su cambio de mesa directiva. Rindió su informe de labores Armando Leal Ríos, presidente saliente, al tiempo que el nuevo presidente, Carlos Gómez Flores, cronista de Bustamante, presentó a su equipo de colaboradores y dio un estupendo mensaje. La protesta fue tomada por don Israel Cavazos Garza, cronista emérito de Monterrey, quien evocó la figura de los obispos Rafael Verger y Ambrosio de Llanos, quienes convirtieron el Palacio de Nuestra Señora de Guadalupe en la loma de Chepevera en un sitio referencial de nuestro pasado y un bello espacio.

Da gusto constatar el entusiasmo de los cronistas nuevoleoneses, esta vez acompañados por los de varios municipios de Coahuila y Tamaulipas, más distinguidos invitados del mundo de la política, la cultura, las bellas artes y la comunicación. Como lo mencionaron tanto el presidente saliente como el entrante, el cronista cumple a cabalidad su función, cuando da cuenta del diario acontecer y más cuando lo hace de manera desinteresada y sin cobro.

Pero esta vez el mensaje del nuevo presidente de los cronistas de Nuevo León tuvo un tono claro y eminentemente social. Llamó la atención sobre la macrocefalia urbana y la poca atención a los municipios agrícolas y ganaderos de la entidad, donde se escribe diariamente una historia de trabajo, unidad familiar y tejido social. Y destacó el riesgo del entorno ecológico, si se instalan los más de 200 pozos por extracción de gas en la zona de Burgos, lo que impacta negativamente en el uso del agua, la flora y la fauna. Bien por el nuevo presidente de los cronistas (Club Sembradores de Amistad Regiomontano AC).

 

jose.mendirichaga@udem.com.mx