Tribuna sembradora

Vuelta a clases

La educación es un segundo sol para los educados. Heráclito

Esta semana, millones de estudiantes de todos los niveles volvieron a las aulas. En Nuevo León, más de un millón. Y fundamentalmente, desde el jardín de niños hasta el posgrado, pasando por la educación básica, media y profesional, el proceso de enseñanza-aprendizaje es el mismo, ahora poniendo énfasis en que el profesor es, más bien, facilitador de este aprendizaje colaborativo, pero donde el docente sigue siendo elemento fundamental.

Si este maestro no está suficientemente informado y no posee el conocimiento más firme y actual, es difícil que lo transmita al educando, de ahí el énfasis que la Secretaría de Educación Pública, las escuelas y colegios, los institutos y universidades ponen en la selección de su personal docente y formativo.

Luego de tantas informaciones sobre el derrumbe de los precios del petróleo, el valor cambiario del peso-dólar, las malas decisiones políticas, la corrupción, la impunidad, la inseguridad y otros problemas, se nos olvida que algo fabuloso, mágico, impresionante se da día con día en la educación de nuestros niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos. Que diariamente, a través de la educación, se revalora la vida humana, la dignidad, el entusiasmo, el conocimiento, la esperanza.

No todo son malas noticias. La mejor noticia son nuestras gentes. Eso es lo que más vale. Por ellas nos esforzamos como padres de familia y como abuelos. Por ellas luchamos, como ciudadanos y cristianos responsables. Para que en cada hogar no se agote la palabra y haya la necesaria palmada, el beso, la caricia que confirman el amor que profesamos a quienes nos rodean.

Con ese espíritu recibimos el nuevo año,  pidiendo al Señor de lo Alto nos ilumine, nos fortalezca y nos nutra con su amor y con su gracia. ¿Qué más solicitar a Jesucristo? La paz, la justicia y la caridad para nuestra atribulada nación. Iniciamos.

jose.mendirichaga@udem.com.mx