Tribuna sembradora

Preparación para el Año Nuevo

Que cuantos esperamos en Cristo seamos para alabanza de su gloria.
San Pablo, Ef. 1, 12.

Hace algunas semanas, en este mismo medio y espacio, el sacerdote José Francisco Gómez Hinojosa escribía sobre la exhortación apostólica del papa Francisco que lleva por nombre “La alegría del Evangelio”. Aún no concluimos su lectura íntegra, pero a propósito del fin de año y de la recepción del nuevo, bien podemos tomar el capítulo segundo sobre las tentaciones de los agentes pastorales y leer algo que puede aplicarse al momento que vivimos. Dice el Papa: “El mundo está lacerado por las guerras y la violencia, o herido por un difuso individualismo que divide a los seres humanos y los enfrenta unos contra otros en pos del propio bienestar. En diversos países resurgen enfrentamientos y viejas divisiones que se creían en parte superadas. A los cristianos de todo el mundo quiero pedirles especialmente un testimonio de comunión fraterna que se vuelva atractivo y resplandeciente. Que todos puedan admirar cómo se cuidan unos a otros, cómo se dan aliento mutuamente y cómo se acompañan”.

Y citando a Jn. 17, 21, “Que sean uno en nosotros […] para que el mundo crea”, el Papa advierte contra la tentación de la envidia y señala: “¡Estamos en la misma barca y vamos hacia el mismo puerto! Pidamos la gracia de alegrarnos con los frutos ajenos, que son de todos […]. Por ello me duele comprobar cómo en algunas comunidades cristianas, y aun entre personas consagradas, consentimos diversas formas de odio, divisiones, calumnias, difamaciones, venganzas, celos, deseos de imponer las propias ideas a costa de cualquier cosa, y hasta persecuciones que parecen una implacable caza de brujas. ¿A quién vamos a evangelizar con esos comportamientos? […]. Pidamos al Señor que nos haga entender la ley del amor […]”.

A todos nuestros amables lectores, un feliz 2014 (Club Sembradores de Amistad Regiomontano AC).