Tribuna sembradora

ONU, en favor de la vida

El uso del aborto no es método de planificación familiar.

Comisión de Población y Desarrollo

Tres declaraciones importantes lanzó recientemente la Cumbre Internacional de Población de Naciones Unidas: la negación de que el aborto pueda ser método de planificación familiar, la confirmación de la tutela de los padres como responsables primarios en la educación sexual de sus hijos y el refrendo de la familia como base de la sociedad.

¿A qué puede deberse el cambio tan opuesto a la tendencia por muchos años dominante de lo contrario en estos temas? ¿Qué razones puede haber para abandonar los criterios del aborto como método, de hacer indirectamente a un lado la autoridad de los padres en la educación sexual de los hijos y de desestimar el valor de la familia en este rol y en la misma integración de la sociedad? Posiblemente la necesidad de buscar nuevos modelos de población y desarrollo.

La nueva tendencia de la CPD de Naciones Unidas mira de nuevo al derecho natural como norma preponderante en la conducta social, lo cual dice muy bien de estas políticas públicas que se alinean con la ética más humanista. Ahora bien, si deseamos ver más a detalle el citado documento, éste expresa que la salud reproductiva se aplicará “con pleno respeto de los valores religiosos y éticos, los antecedentes culturales de su pueblo y de conformidad con los derechos humanos internacionales universalmente reconocidos”.

Todo lo anterior quiere decir que empieza a ser escuchado el criterio razonable de quienes por siglos han defendido el valor de la vida humana; del derecho de los paterfamilias a la educación de sus hijos y de la familia tradicional, donde hombre y mujer se unen de manera estable para el crecimiento mutuo de los cónyuges, y la procreación y educación de los hijos, en una sociedad de respeto y amor. Felices Pascuas a todos los lectores (Club Sembradores de Amistad Regiomontano AC).

jose.mendirichaga@udem.edu.mx