Tribuna sembradora

Lorenzo Zambrano

Regio: Quédate a defender lo que con tanto esfuerzo construyeron tus ancestros. Lorenzo H. Zambrano


El anuncio de la muerte del empresario Lorenzo H. Zambrano Treviño en Madrid sacudió a México. Era, sin duda, uno de los grandes capitanes de la industria nacional, habiendo proyectado su grupo a nivel  global. Cemex llegó a contar con más de 40 mil colaboradores, convirtiéndose en una de las empresas más grandes de México. ¿Cuál fue la fórmula para lograrlo? La preparación, el talento y el empeño.

Zambrano había egresado como ingeniero mecánico administrador del ITESM y luego realizó su maestría en administración en la Universidad de Stanford. Muy joven ingresó a Cemex, en 1968, ocupando por varios años puestos de operación en diversas plantas y departamentos. Llegó a la dirección general del negocio 18 años después, ocupando posteriormente la presidencia del Consejo Directivo. Tenía talento, mucho talento, lo que demostró desde su etapa de escolar y estudiante universitario.

En él había también mucha dedicación al trabajo. A España fue a una junta de negocios. En un video sobre personajes de Monterrey realizado por Clío, empresa de Enrique Krauze, decía que era preciso trabajar los 365 días del año, dedicando, naturalmente, espacios para la familia, el descanso y los pasatiempos. Estos pasatiempos fueron para él, sobre todo, la lectura, la música, el arte y la cultura. Muchas facetas cultivó el desaparecido empresario: el futbol, la ecología, el automovilismo, sin desatender el fomento a la educación superior al ser presidente del ITESM.

Pero hay algo que Monterrey le agradecerá siempre, además del empleo promovido: la defensa de la libertad; la voluntad de quedarse aquí, cuando podía haberse ido fácilmente a otro país. Se quedó en Monterrey, en Nuevo León, en México. Lo dijo y lo cumplió. Por eso fue grande y así  lo recordaremos (Club Sembradores de Amistad Regiomontano AC).

jose.mendirichaga@udem.com.mx