Tribuna sembradora

¿INE o IFE?

La creación del INE viola el pacto federal, porque suprime los órganos locales.Sergio González Muñoz, UNAM

En el último mes del año se concentra el mayor número de iniciativas por discutir tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores.

Pareciera que hay que desquitar el infladísimo aguinaldo que van a recibir los legisladores y a tratar de dejar en la imagen del pueblo de México que se trabajó hasta el último día del año.

Pues un asunto más, pero no por ello menos importante, es el que se discute en ambas Cámaras acerca del Instituto Nacional Electoral (INE), con miras a sustituir al Instituto Federal Electoral (IFE), ese costosísimo instituto que en las últimas elecciones ha ido perdiendo cada día más y más el capital político logrado por José Woldenberg y primeros consejeros electorales.

De acuerdo al coordinador del Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados, Manlio Favio Beltrones, el INE “le dará enorme certidumbre a las próximas elecciones y garantizará procesos electorales mucho más adecuados y vigilados, con una autoridad nacional que pondrá orden en los institutos locales, sin lastimar su soberanía ni su autonomía”.

No piensan así varios integrantes del IFE: Su actual presidenta, María Marván Laborde, opina que la reforma electoral duplicará el costo de la plantilla laboral de la institución electoral, al tiempo que trastocará de manera esencial el sistema electoral que se ha construido.

En el mismo sentido opinan los consejeros Marco Antonio Baños, Benito Nacif y Lorenzo Córdova, todos ellos reconocidos académicos, que han producido libros y artículos sobre el tema en revistas especializadas y de divulgación nacional.

Hay riesgos de que se apruebe una iniciativa como la que PRI y PAN pretenden sacar adelante, lo que implicaría liquidar a los aproximadamente 15 mil empleados electorales, o duplicar la plantilla, lo cual suena absurdo en un momento como el actual.