Tribuna sembradora

Hijo de Dios

Verdaderamente, éste era hijo de Dios. Mateo 27, 54

En grupo de matrimonios fuimos en días pasados a ver la película Hijo de Dios, la producción de Diamond Films dirigida por Cristopher Spencer, con música de Hans Zimmer y la actuación de estelar de Diogo Morgado (Cristo), Roma Dowley (María, Madre de Cristo), Amber Rosé Revah (María Magdalena) y Darwin Shaw (Pedro).

La cinta ameritaba diálogo después haberla visto en una sala casi llena; eran muchas emociones. Los comentarios de los matrimonios que asistimos fueron: es una magnífica película, que se basa en los textos de Antiguo y Nuevo Testamento; conduce al espectador por los hechos más sobresalientes mediante los cuales Dios se manifestó a su pueblo de Israel, haciendo que el Mesías naciera de él; son muy emotivas las escenas acerca del nacimiento de Jesús, la adoración de los Reyes, el sacrificio del Bautista, la elección de Pedro, la selección de Mateo y los milagros más sobresalientes de la vida pública de Jesús.

Quizás uno de los mayores méritos de esta película sea el que deje algunas escenas sólo sugeridas, en obvio de tiempo para no cansar al espectador. Juan, apóstol y evangelista, resulta en el centro de la escena, como lo fue en la historia de la salvación. Capítulos vitales en la cinta son la entrada a Jerusalén, la última cena, el prendimiento, el juicio mediante el cual se condena a Cristo, la postura romana, el camino al calvario, la muerte, la resurrección, la posterior aparición a sus apóstoles y seguidores, el memorial y la naciente Iglesia en la difusión de la buena nueva.

Se trata de un filme incluyente, que pone en contraste tanto la postura tradicional hebrea como la de la nueva ley, a la vez que la posición romana de Pilatos, quien pensaba que la muerte de Cristo pronto se olvidaría. No deje de ver esta película. Felices Pascuas de Resurrección a todos los lectores (Club Sembradores de Amistad Regiomontano AC).

jose.mendirichaga@udem.com.mx