Cartas oceánicas

Provocadores

El futbol mexicano no alcanza a medir si los sistemas digitales que han dado cercanía al futbol europeo en México, son buenos o malos para su negocio. Cuando Imevisión transmitía en vivo la Serie A italiana, aquella de Zico, Maradona, Platini y Rummenigge, la Femexfut entonces encabezada por Rafael del Castillo, intentó prohibir sus transmisiones los domingos por la mañana, al considerar que su espectáculo atentaba contra el típico horario de las 12pm en el Azteca. Todo un visionario Del Castillo. Son tiempos de Champions y la identificación que los nuevos aficionados encuentran en equipos europeos gracias a las redes, en ocasiones es mayor a la que tienen en franquicias locales. No es un fenómeno exclusivo en México, los martes y miércoles de Champions tienen un lugar fijo en aficionados de cualquier país. Esta semana sin ir más lejos la Champions ofrece cuatro partidos de los que hacen afición: Milán vs Barça, Real Madrid vs Juventus, United vs Real Sociedad, pero sobre todo, Arsenal vs Borussia Dortmund; dos equipos que juegan un futbol admirable. El líder de la Premier vs el sublíder de la Bundesliga. El Arsenal que recupero en Özil al jugador capaz de traducir la elegancia de Arsene Wenger, vuelve a ser aquel equipo que refundó la Premier con un juego a ras de pasto, el Arsenal puso el futbol británico sobre la tierra. Mientras el Dortmund, convertido en el perseguidor más feroz que el Bayern ha tenido, logró que el futbol alemán fuese impulsivo, irreverente, inesperado, algo impensable en un campeonato donde siempre ganaba el más fuerte, más alto y más rápido. Arsenal y Dortmund son dos provocadores, les faltan títulos, pero les sobra estilo, eso que al final hace afición y provoca identidad.