Vidas Ejemplares

Asesinos seriales y maquinaria pesada

Casi 30 conductores de tráiler purgan condena en Estados Unidos por haber estado involucrados en asesinatos seriales. En 2009 —señala el artículo de Anya Pham, 10 Serial-Killing Long-Haul Truckers, publicado el 31 de octubre de 2015 en la web List Verse—, el FBI publicó la base de datos, Highway Serial Killings Initiative, que rastrea información sobre cientos de homicidios que han ocurrido en las carreteras de ese país

En sus primeros cuatros años de existencia —continúa el artículo—, el programa ayudó a las autoridades a identificar y arrestar a 10 criminales de ese tipo, de quienes se especula que son responsables de más de 30 muertes.

En la lista publicada por Anya Pham destacan nombres como Keith Hunter Jesperson, El Asesino de la Cara Feliz, quien entre 1990 y 1995 mató al menos a ocho prostitutas desde Oregón hasta Florida.

Asimismo nombra a Scott William Cox, quien a principios de 1991 asesinó a dos prostitutas en el área de Portland, Oregón. Las autoridades solo pudieron probar un homicidio, por lo que Cox fue condenado a 23 años de prisión. En 2013, el hombre fue puesto en libertad, pese a que hay indicios de que acabó con la vida de más de 20 mujeres.

En esta tipología de homicidas hay que incluir a Robert Rembert Jr., quien fue detenido en septiembre de 2015 por el asesinato de cinco mujeres en el área de Cleveland.

Al mes siguiente, después de investigaciones adicionales de las autoridades, Rembert fue señalado de 25 cargos de delitos graves. ¿Qué tan graves? Entre ellos: 10 acusaciones de homicidio agravado, secuestro de seis personas, cuatro cargos de violación, dos de robo agravado, uno de posesión de armas, y uno más por robo y abuso grave (violación) de un cadáver.

El 21 de septiembre de 2015, Rembert fue detenido en una parada de camiones. Un día antes el individuo había asesinado a balazos a su primo Jerry, de 52 años, y a un amigo de éste, Morgan Nietzel, de 26 años, con quienes compartía vivienda.

Tras la detención de Rembert, la policía tomó muestras del criminal que lo vincularon a otros homicidios, entre ellos el de dos mujeres. Posteriormente se añadió el asesinato de Kimberly Hall, cuyo cuerpo lacerado fue encontrado a campo abierto por dos trabajadores que caminaban por la zona.

El material genético también condujo a esclarecer la muerte de Rena Payne, de Cleveland, ocurrida en 1997. El cadáver de la mujer fue hallado en un baño exclusivo para traileros. Como conductor de tractocamiones, Rembert tenía un código de acceso que le permitió entrar al baño y ahí abandonar el cuerpo de la mujer.

Meses después del asesinato de Payne, Rembert mató a Dadren Lewis, de 24 años, cuyo cuerpo fue encontrado en un estacionamiento de Cleveland.

El fiscal del condado de Cuyahoga, Timothy McGinty, declaró a propósito de la detención de ese sujeto: "Robert Rembert es un asesino en serie. Hasta el momento sabemos que ha matado a cinco personas. Una investigación de sus actividades como conductor de tráiler está actualmente en curso".

El programa del FBI Highway Serial Killings Initiative surgió a raíz de que el buró de investigaciones estadunidense recabó pruebas que indicaban que los asesinos en serie que trabajan como conductores de tráileres son responsables de los asesinatos de cientos de prostitutas, de autoestopistas (gente que viaja de aventón) y de automovilistas que han tenido la mala fortuna de que su auto se descomponga en el peor momento y en el peor lugar.

Cuando eso sucede, las orillas de las carreteras, baños privados, áreas de estacionamiento y zonas boscosas son buenos lugares para deshacerse de los incómodos cadáveres.

operamundi@gmail.com
www.twitter.com/compalobo