Vidas Ejemplares

Música para arrullar asesinos seriales

Para nadie es un secreto que el fenómeno del homicidio serial ha conformado un nicho de mercado que vende… y vende bien. La industria del cine ha sacado bastante jugo a las actividades delictivas de los asesinos. Las series de televisión inspiradas en el tema también abundan, lo mismo que souvenirs que van desde playeras hasta ceniceros, además de barajas y calendarios.

En el rubro de la música, los asesinos reiterativos son musas oscuras cuyas hazañas bien podrían tener su propio Billboard, con su lista, si no de los temas más vendidos, sí de los predadores más populares.

El señor Jeffrey Dahmer, apodado El Caníbal de Milwaukee por razones que saltan al paladar, detentaría el primer lugar, pues ha inspirado al menos 39 temas, a través de intérpretes en los que sobresalen Slayer, Marilyn Manson, Pearl Jam, Eminem y Violent Femmes.

La condesa vampiro, Erzsébet Báthory, ocuparía un digno segundo lugar con 29 piezas e intérpretes como Siouxsie and the Banshees, Venom y Cradle of Filth.

Charles Manson y La Familia ha sido fuente de inspiración de 26 piezas, con bandas como System of a Down, Ozzy Osbourne, The Flaming Lips, Rob Zombie, Sonic Youth and Lydia Lunch, Marilyn Manson, White Zombie e incluso Neil Young.

El taxidermista de Plainfield, Ed Gein, también tiene sus bandas devotas, con 23 piezas, entre ellas, Slayer, Siouxsie and the Banshees, Blind Melon, y Cannibal Corpse.

Jack el Destripador se encuentra relegado a un quinto lugar con 21 temas y bandas como Nick Cave and The Bad Seeds, Judas Priest, The Horrors, Motorhead y el solista Morrissey.

Por supuesto, este hit parade también lo integran David Berkowitz, El Hijo de Sam; John Wayne Gacy, Ted Bundy, Albert Fish, Ian Brady y Myra Hindley y Albert DeSalvo, El Estrangulador de Boston.

¿Pero qué hay de los gustos musicales de los asesinos seriales? A la mayoría le gusta el metal, por eso es de llamar la atención la predilección de John Wayne Gacy Jr., el contratista de Chicago que acabó con la vida de más de 30 jóvenes y adolescentes. A este sádico nocturno que gustaba vestirse de payaso para dar funciones gratuitas en orfelinatos, le gustaba la banda REO Speedwagon, quizá por ser una agrupación también de Chicago, aunque sus piezas son más bien dulzonas, algo que no encaja muy bien para un tipo que de noche se convertía en una especie de hombre lobo.

Los gustos musicales de Jeffrey Dahmer eran más congruentes con sus actividades. Sus desollamientos y cenas las acompañaba con música de la banda británica Black Sabbath. Dahmer era un verdadero fan de los abuelos del rock metálico, los escuchaba diario a todo volumen, pese a las constantes quejas de sus vecinos.

Para el satánico Richard Ramírez, quien asesinó a 14 personas entre 1984 y 1985, la banda metálica australiana AC/DC era una verdadera epifanía. De uno de los temas de esta agrupación, “Nigh Prowler”(Merodeador nocturno), Ramírez tomó el apodo de Night Stalker (Observador o vigilante nocturno).

Los gustos de don Charles Manson estaban de acuerdo con la época que vivió mientras fue un hombre libre, pues hay que recordar que de sus 80 años de vida, lleva 45 años en prisión. A Manson le gustaban los Beatles y su temática en general pop. Aunque fue una pieza, “Helter Skelter”, incluida en registro más oscuro del cuarteto, irónicamente llamado The White Album, la que lo inspiró a cometer la masacre de Cielo Drive, pues, de acuerdo con Manson, los Beatles eran los Cuatro Jinetes del Apocalipsis y “Helter Skelter” era un mensaje encriptado que ordenaba a iniciar una guerra racial en Estados Unidos.

 

operamundi@gmail.com

www.twitter.com/compalobo