Vidas Ejemplares

Cartas de amor y amistad para un asesino

Para algunas mujeres, los asesinos seriales son como celebridades de la cultura pop. Jamás podrán hacer contacto con un actor o una estrella de rock, pero sí contactar a un homicida reiterativo y que éste les escriba...", explica la escritora estadunidense de crimen Diane Fanning.

"Si una de estas mujeres lleva una vida aburrida y en una fiesta alguien les pregunta con quién están saliendo, decir que tienes una relación afectiva con un asesino serial suena excitante, ¿no creen?", añade el psicólogo forense de la Universidad Radford, en Virginia, Estados Unidos.

Y así como Ted Bundy, Richard Ramírez e incluso el homosexual Jeffrey Dahmer recibieron todo tipo de mensajes y propuestas de mujeres, ahora ha tocado turno al homicida ritualista australiano Ivan Milat, quien purga siete condenas de por vida por igual número de asesinatos, seis mujeres y un hombre, todos ellos turistas de mochila.

Milet, de 71 años, pasa su vida en la prisión de máxima seguridad de Goulburn, en New South Wales, donde ha recibido miles de cartas de mujeres apasionadas de varias partes del mundo, tantas, que junto con su sobrino, Alistair Shipsey, ha elaborado un libro titulado The Milat Letters, una compilación de 94 misivas que el asesino eligió con la paciencia y el tiempo que le brinda el encierro.

Y si bien uno como lector puede pensar que Milet se siente halagado por su intercambio epistolar, con algunas misivas bastante picantes, lo cierto es que el asesino se sigue preguntando por qué le escriben si no hay nada de bueno en él.

Por lo mismo, dice, debe reflexionar muy bien sus respuestas: "Por alguna razón, todas dicen que tienen alrededor de 20 a 30 años de edad, aunque su escritura sugiere que son mucho más grandes. Soy muy cuidadoso en mis respuestas. No estoy interesado en responder a las más jóvenes".

El 19 y 20 de septiembre de 1992, la policía australiana encontró en el bosque estatal de Belango las primeras dos víctimas de Ivan Milet: Caroline Clarke y Joan Walters. La primera murió de 35 puñaladas; la segunda recibió 10 disparos en la cabeza.

La búsqueda en el bosque Belango arrojó el hallazgo de cinco cuerpos más entre 1993 y 1996. Los restos de la turista alemana Anja Habschield fueron recobrados, junto con el cadáver de su novio, Gabor Neugebauer. Habschield fue la única de las víctimas de Milet que sufrió decapitación.

Milet fue detenido el 22 de mayo de 1994. Aceptó ser el asesino de siete personas, a las que mató, de acuerdo con su explicación, solo para robarlas. De hecho, en su declaración se refirió a la Cueva de Aladino, que en realidad era una habitación de su casa donde atesoraba los recuerdos de sus crímenes: playeras, bolsas de dormir, una botella de agua y mochilas, sobre todo.

Al parecer el sexo estuvo ausente en sus homicidios. Su sobrino, Alistair Shipsey, señala que a Milet "no le gusta hablar de temas sexuales".

No, Milet no perdió la cabeza por sus víctimas femeninas. Al respecto, de acuerdo con una nota que le envió a su sobrino, señala que admira a Enrique VIII, quien ordenó decapitar a dos de sus esposas: "Él sí tenía una idea de cómo lidiar con las mujeres", añadió.

La cantidad de cartas que recibe Milet crece cada mes, con mensajes de amor, una propuesta de matrimonio y muchas fotos atrevidas, como la de "Margaret, una tipa loca (en sus 50 ahora) que me ha escrito desde mi arresto, enviándome fotos extrañas. Ella es increíble", abunda.

En una nota, Milet pide a su sobrino que sea precavido: "Como sabes, hay un montón de locos por ahí. Muchos de ellos me escriben en ocasiones. Te lo repito Al, hay algunas personas verdaderamente locas una vez que sales de casa".

operamundi@gmail.com
www.twitter.com/compalobo