#andomoreleando

El problema es tu actitud ante el problema

Hablamos de actitud ante las diferentes formas de abordar alguna situación en particular.

En ese sentido, nuestro comportamiento afecta directamente en la solución de dicho acontecimiento. No importa que tan particular e íntimo sea el acto, las consecuencias afectan positiva o negativamente nuestro entorno, por lo que siempre impacta a terceros. En estos momentos ¿Qué actitud tomas ante la situación actual de tu ciudad? ¿De que manera afrontas lo que te disgusta de tu barrio o colonia?  

¿Qué haces para mejorar lo que te gusta de donde vives o trabajas? La apatía es la actitud que mayormente predomina en la comarca lagunera ante los inconvenientes y disgustos de la misma. “Esperanzados” a que una minoría comience y le de seguimiento a una acción para el beneficio común o a que el gobierno tenga la disposición de realizar cambios significativos sin el beneficio particular de sus representantes.La indiferencia es otra postura que tienen otros laguneros ante su contexto, aunque a veces nos molestan algunas cosas no hacemos nada al respecto.

Como podemos seguir circulando a pie, en bici o en coche en una calle llena de baches, incompleta, donde no se distinguen las líneas peatonales, donde algunos lugares no hay circulación para el peatón o ciclista, siendo la calle el componenteelemental de la ciudad, la base y conexión social que permite el desarrollo, el intercambioy la comunicación de sus habitantes. 

No damos el paso ni al peatón, nos metemos en la fila del semáforo, tiramos la basura en la calle, nos paramos sobre los cruces peatonales, no respetamos los carriles por su velocidad y menos respetamos el límite, y esa otra actitud se llama valemadrismo. 

Es más fácil dar un moche, robar, mentir, evadir, superar a medias los estándares que han dejado alcaldes pasados, tapar baches por encimita, tomar decisiones sin consultar ni involucrar a la sociedad, despilfarrar, estar a la defensiva ante las peticiones ciudadanas, buscar el beneficio propio… Esa actitud descarada de nuestros representantes es de la que muchos estamos hartos. 

No esperemos a ver como se hunde el barco y comencemos a optar por una actitud de colaboración, positiva y que vea por el beneficio común, se que es más difícil tomar este papel porque se requiere esfuerzo. Aprovechemos ese coraje y enfoquémoslo a generar una transformación que trascienda. Nosotros somos los únicos que tenemos la capacidad de generar y cambiar nuestro entorno. “No hay cosa que haga más daño a una nación como el que la gente astuta pase por inteligente”. Sir Francis Bacon. 


@josegonzalezf/FB Moreleando, de vuelta al centro/@MoreleandoTRC