#andomoreleando

Recuperar la confianza

La ciudad de Torreón tiene hoy en día muchas necesidades y conflictos por resolver. Desde la iluminación y los baches, los cuales la administración en curso ya tomó las riendas de estas tareas de manera eficiente, la reforestación, seguridad y tranquilidad de sus habitantes, limpieza, banquetas y calles dignas para los discapacitados y peatones, carriles especiales para el uso exclusivo de la bicicleta, mejora radical del transporte público y sus rutas, regeneración y renovación de los espacios públicos, mantenimiento y riego continuo de las áreas verdes y camellones, promover el centro histórico como polo comercial y turístico, generar nuevos empleos, reactivar la economía, incentivar la cultura y promoverla, fomentar la educación y numerosos aspectos más que harían de esta lista interminable.
Todo lo mencionado anteriormente requiere de una planeación adecuada para que se puedan llevar a cabo proyectos y trabajos dignos y así mejorar la calidad de vida de los habitantes de esta olvidada ciudad.
Aunado a esto, creo primordial un aspecto que no es palpable pero si perceptible… La CONFIANZA. El ayuntamiento actual debe ganarse la confianza de sus representados. Desde el alcalde, regidores y secretarías, hasta sus agentes de vialidad, policía municipal, oficinistas y todos los involucrados en el organigrama de la actual administración y las sucesivas.
Las autoridades deben dar el ejemplo de la honestidad, el amor y respeto por su ciudad y su trabajo, congruencia, responsabilidad y solidaridad. Deben motivar a la sociedad a participar, no estar a la defensiva. Mientras más positiva y horizontal sea la relación entre la autoridad y sus representados, existirá mayor influencia en la sociedad de convivir e interactuar de manera espontánea y pacífica. Guiar a la sociedad a ser más activa y competitiva, ayudarla, para que así, se puedan ayudar a si mismos fomentando el trabajo en equipo, eliminando las etiquetas de las clases sociales.
Al influir de esta manera en la sociedad y contagiarla de confianza y seguridad, habrá una mayor conciencia y los beneficios en la ciudad se verán multiplicados. No se puede influir en los demás si no existe la confianza, y este valor requiere de integridad.
La ciudadanía debe sentirse apoyada por la administración en curso y el apoyo involucra progreso y esperanza. Sin apoyo la inversión privada y el talento local se irá a otro lugar.
“Siempre he tratado de seguir la siguiente regla: No hacer aquello de lo cual no nos sentiríamos cómodos leer en el periódico del día siguiente”. Josh Weston


@josegonzalezf/ FB. Moreleando de vuelta al Centro/@moreleandoTRC