#andomoreleando

Acciones previas al Paseo Morelos

El centro es el corazón que le da vida económica, políticaa y social a una ciudad. Hemos estado observando como poco a poco el centro de Torreón se reactiva y evoluciona. Esto ha sido gracias a ese segmento de la sociedad que ha puesto los ojos en esta zona tan importante que había estado olvidada durante años y que actualmente se han unido a aquellos comerciantes y vecinos que siguen resistiendo la crisis de esta última década. Esa misma parte de la ciudadanía, así como los comerciantes y vecinos de antaño del sector se encuentran con la preocupación de lo que podría pasar a partir de que se peatonalice la Avenida Morelos. Entre las reuniones de la Asociación de Comerciantes de la Av. Morelos y Moreleando hemos venido reflexionando que la cereza del pastel sería peatonalizar la avenida, siempre y cuando se hicieran cambios desde el fondo y que de manera integral se solucionaran los problemas que actualmente tiene el centro histórico. Hoy en día el centro depende del resto de la ciudad, por lo que hay que impulsar el fácil acceso a los vecinos de este sector y a los más alejados generando una nueva red de transporte público y dar un espacio en las calles y bulevares existentes a ciclistas y peatones. Generar estas vías de comunicación aumentará el flujo de personas que visiten el centro. Por otro lado habría que redensificar (fenómeno por el cual un espacio urbano consolidado se transforma o adapta con el fin de poder albergar nuevas infraestructuras, generalmente viviendas), para que de esta manera el centro pueda ser autosuficiente e interdependiente con el resto de la ciudad, así no se deshabitaría a la hora del cierre de los comercios, y por consecuencia traería mayor seguridad y estimularía la actividad comercial y recreativa. La mayoría de los edificios del centro de nuestra ciudad se encuentran abandonadospor lo que una opción consistiría en generar acuerdos para la condonación de adeudos del pago de predial y otorgar apoyos para la rehabilitación y reactivación de dichos inmuebles. Así la oferta y demanda del mercado inmobiliario aumentaría considerablemente. A su vez los nuevos comerciantes necesitan de igual manera incentivos que faciliten establecerse en el sector proporcionándoles de manera eficiente y económica los distintos permisos y licencias que requieren para la apertura de su negocio. La renovación de los espacios públicos es fundamental para la reactivación de nuestro centro histórico. La Alameda y la Plaza de Armas son dos polos de convivencia social y se encuentran en un estado de descuido por las autoridades. Tener estos espacios en óptimas condiciones atraería a más personas a visitar y consumir.  Paralelamente habría que reforestar y cuidar la vegetación de estos espacios y del resto del centro, así sería más amigable la experiencia de los usuarios y como resultado de esto se crearía un microclima favorable.  La generación y promoción de eventos culturales no solo del gobierno sino del sector independiente, así como los espacios de expresión son elementales para la interacción y coexistencia social. Generar estos cambios que se mencionan anteriormente ayudarían a la regeneración del tejido económico y social del centro y del resto de la ciudad. Estos cambios que vienen de fondo provocarían beneficios permanentes. Necesitamos que nuestros recursos, los que administra el gobierno actual se destinen a proyectos que generen una transformación integral de nuestra región. El Paseo Morelos no ayudará en nada a nuestro centro histórico si solo se peatonaliza y “embellece”. Este proyecto necesita fundamentos y estudios que ayuden y estimulen a la regeneración del espacio público. Los problemas actuales van más allá de pensar que la solución al centro es peatonalizar la Morelos, necesita un plan estratégico, incluyente y que promueva la cohesión social. “¿Cuál es la esencia de un buen gobierno? No resolver los asuntos con precipitación y no buscar el propio provecho”. Confusio. 


@josegonzalezf/FB Moreleando, de vuelta al centro/@MoreleandoTRC