Tiro libre

Los liberticidas de MORENA y el IEEM

Si la reforma electoral de 1996 fue un avance democrático en el país, la reforma liberticida de 2007 marcó un gran retroceso. Desde entonces todo ha sido regresión.

Con la reforma de 2007 a los ciudadanos se nos prohibió expresarnos por radio y TV sobre temas políticos y no solo en tiempos electorales, sino en todo momento. El propósito de esa reforma y medidas subsiguientes de la clase política y de la burocracia electoral es expulsar a los ciudadanos de la política, para ellos se la queden completa. A los ciudadanos nos toca el mero papel de convalidar en las urnas todas sus tropelías.

La semana pasada en mi calidad de presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC fui requerido por Francisco Javier López Corral, secretario Ejecutivo del Instituto Electoral del Estado de México, con relación a una queja de representantes del partido MORENA por "calumnias" debido a la colación de mantas en Texcoco. En las mismas se cita nuestra aseveración de que ese es uno de los 20 municipios del país con mayor índice de violencia.

En efecto, en febrero de 2015 y, como hemos venido haciéndolo desde hace 3 años, difundimos un índice de violencia municipal elaborado a partir de las CIFRAS OFICIALES de incidencia de 6 delitos. En efecto, también, Texcoco figura en la posición 18 entre los 223 municipios del país con 100 mil o más habitantes, ordenados de mayor a menor índice de violencia.

La queja de MORENA tendría que haber sido rechazada por ser ostensiblemente improcedente, pues ser una autoridad (como su presidente municipal en Texcoco) negligente e incompetente, que permite que se le disparen los índices criminales, no es un delito. Luego, no hay materia para siquiera indagar una supuesta "calumnia", que el diccionario define como "imputación de un delito hecha a sabiendas de su falsedad".

Nosotros ni colocamos esas mantas ni autorizamos su colocación. Y quienes las pusieron no hicieron otra cosa que ejercer su derecho a la libre expresión. De modo que el problema no es expresarse sino la pretensión totalitaria de MORENA de que solo ese partido se exprese y que el IEEM se preste al papel de inquisidor y censor.

Pero a nosotros no nos va a amordazar ni MORENA ni el IEEM.