Touché!

Marchar con las muertas

No es fácil caminar al lado de las muertas. El sábado lo hice y no es fácil. A mí no me ha tocado de cerca. Pero sí. No le ha tocado a mi familia un caso de feminicidio, pero le ha tocado a mi ciudad, a mi estado, a mi país. Guanajuato figura como la segunda entidad más asesina de mujeres y todavía hay quien cree que eso no es suficiente.

Por eso el sábado caminé al lado de las muertas. De la Calzada hasta la Casa Municipal, más de medio centenar de personas lo hicimos exigiendo al gobierno estatal de Miguel Márquez, que se levante de su letargo y cumpla con su más caro objetivo: la seguridad de su población. En este caso, las mujeres.

Del 2013 al 2014, las cifras de muertes se han incrementado por lo menos tres veces. No hay tiempo suficiente para pensar. Mientras lo hacemos, más mujeres caen por el simple hecho de serlo. Sus verdugos: Novios, esposos, amantes, familiares. Muchos que algún día les dijeron que las amaban.

Al estado de Guanajuato le quedan seis meses para cumplir las trece recomendaciones que el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia ha promulgado. De no ser así, se declarará una Alerta de Género, es decir, un “conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida... “

Esta Alerta de Género, solicitada ya hace menos por la organización Las Libres, fue evadida por Márquez y en cambio, han quedado en vigilancia dichas recomendaciones. Las Libres por cierto, no fueron convocadas para formar parte de la Comisión que revisa los hechos, por razones políticas que sólo ciertos panistas entienden en su tradicional pecho. Muchos estamos vigilantes de que las trece recomendaciones se vean realizadas. Una sociedad cada vez más fuerte, camina al lado de las muertas, que ya no hablan, ya no luchan, ya no gritan. Nos toca a nosotros hacerlo por ellas, pero sobre todo por las que no quisiéramos que las acompañarán en esa fatal lista. Atención, que estás son, en resumen, las recomendaciones a vigilar:

Uno: Se solicita realizar cambio de denominación en el delito de violencia intrafamiliar por violencia familiar y en el de abusos eróticos sexuales por abuso sexual; adecuar penalidades de los delitos sexuales y de violencia familiar...

Dos: Realizar programas de capacitación y profesionalización en materia de derechos humanos y perspectiva de género para las autoridades que atienden casos de violencia de género.

Tres: Ante la inexistencia de información sistematizada sobre hechos que impliquen violencia contra las mujeres, el estado deberá elaborar un diagnóstico estatal sobre todos los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres.

Cuatro: Rediseñar un banco estatal de datos e información sobre casos de violencia contra las mujeres en el que participen todas las instancias involucradas en la atención y sanción de este tipo de violencia. El objetivo es tener estadísticas y diagnósticos para conocer patrones de violencia e instrumentar políticas públicas.

Cinco: Se deberá asignar presupuesto etiquetado a programas dirigidos a la prevención y atención de la violencia contra las mujeres y fortalecer al Instituto de la Mujer Guanajuatense.

Seis: Deberá existir una instancia de seguimiento de la violencia feminicida integrada por la Procuraduría General de Justicia del Estado y organizaciones civiles.

Siete: Los protocolos utilizados para investigar los delitos del feminicidio, violencia familiar, violación de mujeres y no localización de mujeres no son adecuados, por lo que deberán mejorarse con apoyo de especialistas y publicarse en el Periódico Oficial.

Ocho: Contar con protocolos de actuación especializados para policías municipales y estatales que incorporen perspectiva de género.

Nueve: Garantizar la reparación integral del daño en concordancia con el marco jurídico nacional e internacional bajo un enfoque de derechos humanos y con perspectiva de género.

Diez: Especializar y fortalecer la atención de los Centros Multidisciplinarios para la Atención Integral de la Violencia y coordinar su trabajo con la Procuraduría.

Once: Crear un programa de atención a hombres generadores de violencia contra las mujeres.

Doce: Tener campañas permanentes de alcance estatal con perspectiva de género en las que se fortalezca la promoción de la prevención de la violencia de género y feminicida.

Trece: Mantener y reforzar el mensaje de cero tolerancia la violencia contra las mujeres, todas las autoridades estatales y municipales deben promover el mensaje; se deberán difundir las sentencias dictadas por el Poder Judicial del Estado para promover el respeto a los derechos humanos de las mujeres y hacer públicas las sanciones contra los agresores.

http://twitter.com/TAlvear