Heterodoxia

El lenguaje del dinero…

"¡Aquí solo he escuchado el lenguaje del dinero!", exclamó indignado uno de los padres de los jóvenes muertos en accidentes causados por los tráileres dobles que circulan por las carreteras mexicanas. Y agregó: "Si quieren más estadísticas: he perdido el 30% de mi familia y tengo muerto el 99% de mi corazón".

Estas palabras fueron pronunciadas en el Congreso de la Unión, en uno de los muchos foros que organizan supuestamente para escuchar a la sociedad civil, pero en realidad planeadas por la partidocracia para validar lo que previamente ya acordaron con los burócratas. Donde la mayoría de los invitados son cuates que manejan estadísticas amañadas y solo se dejan pasar opiniones críticas inofensivas.

Pero está más que clara, para los millones de usuarios del transporte público y privado del país, la amenaza que representan monstruos rodantes de 60 metros de largo y más de cien toneladas de peso, circulando a toda velocidad por carreteras estrechas mientras son conducidos por choferes agotados, drogados y mal pagados.

¿Que no el derecho a la vida y la salud de los mexicanos está por encima de supuestas metas de competitividad?

¿Y qué, no es obvio que la mayoría de las carreteras mexicanas no están hechas para los fulles?

¿Será tan grave el desabasto de cerveza, bebidas azucaradas y comida chatarra que transportan la mayoría de los fulles?

¿Esperan para tomar medidas legislativas a que los justicieros quemen fulles en carreteras y estacionamientos?

Son obvias las medidas que el interés nacional aconseja:

1. Prohibir la circulación de fulles a partir de 2018.

2. Reducir la velocidad de los que circulen estos meses a 60 kilómetros por hora.

3. Establecer exenciones fiscales para quienes compren tracto camiones nuevos.

4. Autorizar a particulares abrir centros de capacitación para operadores certificados.

De esta manera se enfrentaría el problema, activando el mercado de tractocamiones, creando más de 100 mil nuevos empleos, dando un respiro de seguridad a millones de ciudadanos y sustituyendo el lenguaje del dinero fácil por el de los derechos humanos.

(Esta columna advirtió del triunfo de Trump hace muchos meses 07/01/16 y aconsejó tomar medidas. Fuimos tachados de paranoicos).

alvalima@yahoo.com