Heterodoxia

Preguntas ciudadanas…

¿Podemos ser razonablemente optimistas sobre el futuro del país o estamos condenados a convivir con la incertidumbre, la inseguridad, la corrupción y la impunidad? Son preguntas…

Ahora que el gobierno inició la parte ejecutiva de las reformas, el ciudadano preocupado por su futuro se pregunta:

¿Lograrán las autoridades monetarias mantener a raya la inflación para que no sobrepase el índice, psicológicamente significativo, de 5 por ciento? ¿Cuál es, verdaderamente, el modelo económico que está siguiendo el país? ¿Estamos como en los últimos 30 años, aplicando el neoliberalismo disciplinado del consensode Washington? ¿O más bien hemos transitado silenciosamente a uno tipo keynesiano que incrementa el gasto público y el endeudamiento? ¿Estamos en el umbral de una nueva visión estratégica que enfatiza la buena administración y desecha la politiquería? ¿O entraremos a la vorágine de un riesgoso populismo dadivoso?

¿Concluyó, con más pena que gloria, el intento descentralizador que privilegió el desarrollo de las partes —sociedad, municipio, Pyme, entidades federativas— a costa de debilitar los poderes centrales? ¿O tal vez volveremos al antiguo centralismo que gira alrededor de un poder, un grupo, un camino?

¿Lograrán los financieros gubernamentales mantener el nivel de los indispensables ingresos públicos, provenientes de la renta petrolera, en medio de tantos ajustes y reformas? ¿Lograrán Pemex y la Comisión Federal de Electricidad mantener, los próximos años, la eficiencia productiva suficiente para sostener las finanzas públicas y el desarrollo del país? ¿Cómo reaccionarán los trabajadores de base de estas empresas ante nuevas condiciones laborales? ¿Es cierto, como observan algunos, que los retos económicos y técnicos del sistema sobrepasan, con mucho, los retos políticos, ahora sorprendentemente tranquilos?

¿Mantendrá, como pronostican las encuestas, el PRI y sus aliados la mayoría en la Cámara de Diputados? ¿Cuál será el saldo electoral de la división de la izquierda? ¿Lograrán los maderistas mantener la unidad en el PAN y reflejar su fuerza en las urnas? ¿Continuaremos construyendo nuestra democracia o ya iniciamos su deconstrucción?

¿Seguirá avanzando la presencia federal sobre estados y municipios o renacerá la rebeldía de las agrupaciones y autoridades locales? ¿Los modelos michoacano y tamaulipeco seguirán creciendo en el territorio o pronto concluirán su misión? ¿Cómo resultarán las próximas elecciones en Querétaro, Colima, Sonora, San Luis Potosí, Campeche y Nuevo León? ¿Quién ganará? ¿La partidocracia o el abstencionismo? ¿Cuál será el saldo electoral para Morena y los otros nuevos partidos?

¿Se mantendrá la separación entre la gestión gubernamental y la actividad partidista o renacerá el activismo de los funcionarios y el gasto público con propósitos electorales? ¿Entregará buenas cuentas el INE o nos regalará un fiasco similar al del IFE de 2006? ¿Cómo resultará la elección interna del PRD? ¿Volverá el cochinero o se logrará un proceso limpio?

¿Logrará la cancillería la sutil astucia para mantener buenas relaciones con los estadunidenses, al mismo tiempo que se mantiene firme en los temas migratorios? ¿Cuándo podremos volver a visitar Canadá sin visa? ¿Cuál será el papel de México ante la inminente transición cubana?

¿Cómo va la reforma educativa en la mayoría del país, donde se ha empezado a aplicar? ¿Intentarán las autoridades educativas un modus vivendi con la CNTE o renacerá el conflicto con los insumisos? ¿Cómo terminará esa insubordinación magisterial? ¿Se aplacará o se extenderá? ¿Qué ocurrirá con los normalistas que reclaman violentamente plazas automáticas?

¿Logrará mejorar la seguridad pública la reorganización policiaca y la mejor coordinación entre autoridades? ¿Se cumplirá el ofrecimiento de bajar los índices de los delitos que más temen los ciudadanos, como el secuestro y el robo con violencia? ¿Se conseguirá ampliar las zonas seguras del país? ¿Se mantendrá la seguridad relativa del Distrito Federal o se contaminará por el crimen de la zona conurbada del Estado de México?

¿Se ha logrado algún éxito en los esfuerzos para prevenir las adicciones y las conductas antisociales? ¿Estamos bien preparados ante la epidemia del ébola?

¿Podemos ser razonablemente optimistas sobre el futuro del país o estamos condenados a convivir con la incertidumbre, la inseguridad, la corrupción y la impunidad?

Son solo preguntas…

alvalima@yahoo.com