Heterodoxia

Lástima Margarito…

De dientes hacia fuera muchos mexicanos dicen querer construir la democracia, pero los hechos los desmienten. En realidad lo que estamos edificando entre todos es una caricatura del gobierno del pueblo, cada vez más difícil de tragar.

A los enemigos de dentro: jueces de consigna, consejeros partidizados, clientelismo descarado, candidatos opulentos, campañas huecas, ciudadanos corrompidos por las estructuras electorales. Ahora también se han unido los enemigos que atacan desde fuera: espionaje telefónico para desprestigiar; crimen que infunde miedo y asesina candidatos; radicalismo infantil en Guerrero y Oaxaca que amenazan con boicotear el proceso electoral y —según reportes fidedignos— un grupo cupular de empresarios anónimos que ha manifestado su intención de parar a como de lugar la eventual candidatura de López Obrador a la Presidencia de la República.

Son demasiados enemigos para una recién nacida y enclenque democracia. Son demasiados simuladores para tan pocos auténticos. Son muchas personas, recursos y dinero para falsear la voluntad de los pocos que quieren participar.

Por tanto, es probable que tengamos algunas de las siguientes malas noticias:

Que la delincuencia siga intentando ensangrentar el proceso.

Que quien se sienta amenazado trate de bajar, con la complicidad de las autoridades electorales, a los candidatos independientes.

Que resulte una participación menor a 40% de los electores.

Que haya incidentes violentos el día de las elecciones.

Que ganen aquellos partidos que logren movilizar, a billetazos, sus estructuras clientelares, ante la desilusión y el rechazo de la mayoría.

Que la próxima Cámara de Diputados tenga fracturada su legitimidad.

Parece que con nuestra democracia electoral nos ocurrirá lo mismo que con otras ilusiones ciudadanas fallidas: el país de leyes, el empoderamiento de los débiles, la transparencia, la educación de calidad: los reinos de la simulación y la mediocridad.

Lástima Margarito.

(La única noticia esperanzadora es la rebelión cívica contra la partidocracia que encabeza El Bronco en Nuevo León).

alvalima@yahoo.com