Heterodoxia

Democracia bronca…

El domingo pasado terminó la actuación de El Bronco: el exitoso personaje que sacó a la partidocracia del Palacio de Gobierno de Nuevo León. Asimismo, el lunes empezó la gestión del gobernador Jaime Rodríguez.

Como en el caso de Vicente Fox, Rodríguez tendrá unos meses de gracia para ofrecer resultados. Pero en el caso de que no logre aplastar a 'las víboras prietas' y 'la fiesta de los bandidos' continúe, sus paisanos serán implacables con él. La euforia se tornará en reclamo y los mismos que ayer salieron a festejar, lo harán entonces para exigir su renuncia.

Asimismo, el juicio de los neoleoneses sobre el gobernador Rodríguez también se extenderá al gobierno federal y a la partidocracia, porque el eventual fracaso de El Bronco también lo será de la revuelta electoral que lo llevó al poder. Por tanto, muchos se preguntan:

¿Aceptará un gobierno federal priista colaborar lealmente con un gobierno local independiente?

¿Entregará oportuna y suficientemente al estado los recursos financieros pactados en los convenios?

¿Apoyarán o sabotearán al gobernador los diputados locales de los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional?

Desde ahora la República observará con atención lo que ocurra en Nuevo León, tal como lo hará con el Jalisco de Alfaro. En esas dos entidades se configurarán las respuestas para saber sí todavía existen caminos electorales para cambiar al país. O si, como afirman algunos jóvenes acelerados, solo el desorden y la violencia lo lograrán.

Mientras tanto, en el ánimo de que la 'democracia bronca' se convierta en un éxito, le hacemos al flamante gobernador dos modestas sugerencias.

1. Transparentar en la red todos los gastos del gobierno del estado: nóminas, compras, subsidios, fideicomisos, asesorías, publicidad. Asimismo, dar a conocer todos los ingresos: impuestos, derechos, productos, aprovechamientos, participaciones federales, multas. Cheque por cheque y factura por factura.

2. Enviar al Congreso local una iniciativa de ley para someter a consulta pública la revocación o confirmación de mandato del gobernador a la mitad de su sexenio. Precisamente en la elección de 2018: mediante una simple boleta con un sí o no.

¿Lo veremos?...


alvalima@yahoo.com