A Rajatabla

Cada vez son menos

Es malicia vieja pero sigue siendo cierta: con los accidentes del camino las calabazas se reacomodan: se asoman las que iban abajo del montón; desaparecen de la vista las que eran más visibles.

En la antesala de las campañas, la lista de aspirantes a la gubernatura ya acusa altas y bajas.

Fernando Elizondo se dio de baja por su cuenta en la lista de los panistas. Pero resurgió de inmediato como posible candidato ciudadano.

El que ya no prendió es el ex alcalde Felipe de Jesús Cantú. Contrató espectaculares y cortejó grupos. Pero no contrarrestó su imagen percudida de ex alcalde.

Entre los priistas, Ivonne Álvarez ya perdió el ánimo de competir, abandonando su escaño en el Senado; el sueldo altísimo, los viáticos, las prebendas de ser Oficial Mayor de la Cámara Alta.

Jorge Mendoza, por su parte, prefiere seguir sirviendo a Ricardo Salinas y siendo elemento de poder en las altas esferas en representación de TV Azteca.

No prendió localmente la pre precampaña de Héctor Gutiérrez. Sus influencias con Beltrones valen y pesan en la Corte, pero no en su estado.

Marcela Guerra y Javier Treviño no alcanzaron ni a apuntarse.

Un balance arbitrario apunta a que ya sólo compiten en el PRI Federico Vargas, Ildefonso Guajardo, Cristina Díaz y Pedro Pablo Treviño.

Dos aspirantes jóvenes versus dos veteranos.