A Rajatabla

La verdadera batalla

Cuando Rodrigo Medina llegó al poder se encargó de excluir totalmente de su Gobierno a cualquier priista que no lo hubiera apoyado desde el primer día.

Los mantuvo excluidos durante su sexenio y les negó candidaturas para el próximo, sacrificó a grupos enteros y a personajes tan populares como Marcela Guerra y Héctor Gutiérrez.

Así empieza su campaña Ivonne Álvarez, con la adhesión disciplinada de todos pero con un malestar que le resta entusiasmo y empuje.
Igual están fuera de sintonía ceneopistas, cetemistas, campesinos y 200 o 300 personajes del pasado permanentemente excluidos del Palacio.

En el PAN empezaron todos unidos para hacer candidata a Margarita Arellanes, no quedaban espacios vacíos dentro del partido y por eso se salió gente tan encumbrada como Fernando Elizondo, Fernando Margáin y Enrique Barrios, entre otros.

Pero los dueños del PAN traicionaron a Margarita y la tumbaron, provocando una dispersión de la gente que la seguía. Felipe de Jesús Cantú ahora se las ve con un partido donde casi todos arrastran los pies, sean del Grupo San Pedro, panistas tradicionales, los que se sienten tentados a irse con Elizondo, con Margáin o con Barrios.

Ganar esos votos de nuevo le va costar esfuerzo a Felipe. La batalla esta vez se da dentro de los partidos y no afuera.