A Rajatabla

Una universidad laboral

Detrás del Instituto Universitario Tecnológico de los Trabajadores hay una emoción y una visión de las necesidades de capital humano en áreas tan avanzadas como nanotecnología y mecatrónica.

La emoción fue la de 162 abuelos y trabajadores croquistas recibiendo con lágrimas su certificado de prepa abierta en el Tec de Monterrey con becas gestionadas ante el propio instituto.

De ahí surgió la idea en la mente del líder Agustín Serna de crear una universidad obrera. Creado en el año 2007, el Instituto Universitario hoy ya cuenta con alianzas con universidades europeas.

Hoy el IUT, el sueño imposible de los croquistas, ya tiene siete campus, con dos bachilleratos, licenciaturas y una maestría, y ahora se extiende al área de ciencias de la salud, pues abrirá carreras de enfermería y odontología, y en su misma vocación original de ir a la vanguardia hasta iniciará una ingeniería en eficiencia energética y seguridad.

Y para facilitar el acceso de los trabajadores, el 80 por ciento de sus alumnos cuenta con beca en diferentes modalidades.

Todo empezó como un sueño y lo sigue siendo para sus alumnos que ya aspiran a su promoción profesional gracias al título universitario que ya ostentan.