A Rajatabla

¿Quién sostiene a quien?

Hay un error de percepción ciudadana, cultivada por opositores malintencionados sobre la dosis federal de los presupuestos municipales y estatales.

Se dice que el estado vive de la caridad y sustancial apoyo del gobierno del centro, que aporta hasta el 85 por ciento del gasto local.

Lo cual es cierto, sin las participaciones federales el estado se colapsaría en cuestión de días.

Pero se pasan por alto el origen de las participaciones y la explicación de su entrega a todas las entidades, sobre todo el caso de Nuevo León.

Los recursos no son exclusivamente federales. Provienen del cobro centralizado de virtualmente todos los impuestos, aun los estatales y municipales.

Son cobrados por el centro y se distribuyen con fórmulas que generan un trato igualitario pero no equitativo.

Porque las entidades más improductivas reciben el mismo o mejor trato que las que producen y que generan exportaciones e impuestos.

Nuevo León aporta a la bolsa general el equivalente al 8 por ciento del producto nacional bruto y recibe apenas el 4 por ciento.

Por eso abogamos que se modifique o se flexibilice el convenio de coordinación fiscal dado que
ahora despoja a los productivos para sacar del hoyo a los que siguen rezagados pese a las generosas transfusiones de dinero técnicamente nuestro.

 

 

jvillega@rocketmail.com