A Rajatabla

En las redes

Los vaticinios sobre la influencia de las redes sociales en la política y en los procesos electorales se están cumpliendo rápidamente. Acabamos con dos candidatas surgidas de las turbulentas páginas de Facebook y Twitter.

Margarita e Ivonne no pronunciaron un solo discurso para recordar, no propusieron cambio alguno ni alguna obra monumental.

Se limitaron a comparecer en el foro abierto de las redes y a mostrar su rostro bonito y su entusiasmo para regalar cosas.

La atracción del público a ellas no se manifiesta en votos todavía pero se anticipa con un simple “me gusta” como comentario.

Si no hay cambio seguramente vamos a tener gobernadora, pero escogida como reina de belleza por piernas, no por ideas.

Estamos ante la perversidad de los varones pervirtiendo un concepto tan de avanzada como es la paridad de género. Escoger mujeres por bonitas no por sus ideas o experiencia.

Los políticos ya hacen bromas sobre las juntas de Gabinete de un gobierno como el de ellas. La verdad va a depender de nosotros, los ciudadanos, el que éste sea un sainete o una obra buena.

Van a necesitar de nuestras ideas, sugerencias y críticas para sacar adelante el Estado.