A Rajatabla

Las más populares

Una de las trampas de la mercadotecnia política en boga es vender la popularidad  como único argumento electoral.

Con ese parámetro excluyente ya podemos acabar con el suspenso sobre las candidaturas para gobernador.

A mero adelante de las encuestas marchan hombro con hombro la panista Margarita Arellanes y las senadoras priistas Cristina Díaz y Marcela Guerra.

Cada una tiene su carrera y méritos, ni para ellas mismas sería justo basar las decisiones de los partidos con un criterio simple de populismo.

Independientemente de que Ivonne sea más popular que Marcela y Cristina las separan años luz en experiencia y capacidad.

Igual hay panistas más capaces que Margarita, aunque le vayan a la saga en las encuestas.

Y hay la evidencia histórica de la precampaña del 2009, con Abel Guerra con 65 puntos y Fernando Elizondo con  45 en los porcentajes de reconocimiento  popular.

Muy debajo de ellos, Rodrigo Medina mostraba un índice precario de apenas 8 puntos.

Con una campaña política muy exitosa y el apoyo del gobernador saliente, Rodrigo dejó en la lona a Abel. Y en la constitucional alcanzó y rebasó los impresionantes 45 puntos de Elizondo.

No hay que irse con la finta. Lo importante no es el grado de popularidad, sino qué hagas con ella. Están las cuatro mujeres en el cubilete, pero tendrán que someterse al escrutinio informal de sus respectivos partidos.

 

jvillega@rocketmail.com