A Rajatabla

No es pasarela frívola

Ya está causando efectos contrarios, de boomerang, la frívola precampaña de la priista y la panista que compiten a ver quién sale más en los medios, cuál cuelga más espectaculares o regala más mochilas.

A los regiomontanos les divierte ese torneo de la simpatía. Como si se tratara de escoger entre la bonita de Monterrey y la bonita de Guadalupe, hasta como para sacarse una selfie con ellas.

Pero cuando se cuestiona no al público sino a los futuros electores, el 61por ciento dice que en 2015 prefiere a alguno de los varones que se apuntan como aspirantes.

Y los empresarios, Javier Treviño y priistas y panistas, serios piden cambiar de vara de medir. Quieren escoger a un gobernador por su talento, su capacidad y porque tenga una visión de estado.

En apoyo al reclamo dicen que no nos vaya a pasar como con Fox, un candidato simpático y dicharachero pero cuyo programa e intención se limitaba a sacar al PRI de Los Pinos.

No importa si hay más de una docena de aspirantes a gobernador, son pocos y no llegan a tres los que pasan ese cedazo de la experiencia y la capacidad.

Con destinatarios muy evidentes a quien informa que las encuestas dicen que esta vez la juventud no es el valor más cotizado. Los aspirantes más jóvenes tienen que probar además que tienen otros méritos y capacidades.