A Rajatabla

Ya merito

Aunque todavía hay ruido en la superficie, la verdad es que bajo el agua ya se perciben acuerdos, alianzas y resignaciones sobre la candidatura de ambos partidos a la gubernatura del estado, tanto el PRI como el PAN consideran descartado un candidato ciudadano independiente.

Fernando Turner no se aventó y se decepcionó por la falta de respuesta ciudadana y de grupos. Jaime Rodríguez Calderón perdió todo su encanto apenas se desprendió formalmente del PRI.

En el PAN, antes de que agarrara fuego, casi se apagó la luz de Felipe de Jesús Cantú, que tiene sonrisa contagiosa pero se ve más falsa que un billete de dos cincuenta.

Sigue viva y pataleando Margarita Arellanes, pero siguen las apuestas a que revienta a unos metros de la meta.

En el PRI las cosas parecen más sosegadas e Ildefonso Guajardo sigue siendo el favorito.

Ivonne Álvarez dice que no se ha rendido para la gubernatura pero sigue siendo la mejor carta a la alcaldía de Monterrey. Marcela Guerra sigue sin despeinarse y Cristina Díaz con la confianza de que ganarán las instituciones. Federico Vargas parece tener muy claro su destino: va para gobernador o busca curul federal. Héctor Gutiérrez sigue apostándole a todo o a nada como buen político, los demás simplemente plegaron sus velas.

En realidad faltan dos meses para el lanzamiento formal de candidatos, pero tan pronto como la semana próxima puede verse ya adelantado el futuro inmediato.

Pero todavía se aceptan apuestas, sobre todo sobre el destino de Margarita Arellanes.