A Rajatabla

Los tres

La política nacional que está tan turbulenta y que trae de encargo al presidente Peña Nieto ya trastornó el proceso político de Nuevo León que todo mundo daba por resuelto con la designación de Ildefonso Guajardo como candidato del PRI a la gubernatura.

En la crisis nacional el Presidente está cerrando filas con los suyos, prepara un cambio de funcionarios y en definitiva quiere mantener en México a Guajardo.

Se recompusieron las filas de los aspirantes y ahora se habla sólo de dos o tres, según quien haga las cuentas. Los que creen que mejoraron las posibilidades del gobernador Medina de influir en la decisión priista calculan que los beneficiados son Federico Vargas e Ivonne Álvarez.

Pero abriendo la mira, otros dicen que los tres finalistas son esos dos más Cristina Díaz. Pero la clave dice que la solución se volvió local, incluyendo a los aspirantes que trabajan en México y que al final todos siguen vivos, salvo los que tienen boleto para quedarse allá, como Héctor Gutiérrez.

Entonces en el tramo final los méritos a contar son los de Federico, Cristina e Ivonne, en ese orden: la más sólida es quien hizo mejor trabajo electoral, y entre comillas la popular que todavía le pesa su mal desempeño como alcaldesa de Guadalupe.

Pese al alboroto de algunos aspirantes, como la panista Margarita Arellanes, la tranquilidad que vive Nuevo León se aparta del modelo turbulento de otras entidades y eso facilita una solución tradicional con el Presidente confiando la decisión electoral a los mandos locales.