A Rajatabla

A limpiar cuentas

A meses de distancia de las elecciones, los panistas ya habían decidido sus temas torales para la campaña: seguridad y finanzas.

Pero el tema de la seguridad ha evolucionado positivamente: las evaluaciones nacionales y los semáforos del delito admiten que cambió la percepción y que los avances contra la violencia se acreditan a las Fuerzas Armadas y a Gobierno del Estado, incluida la exitosa Fuerza Civil.

En cuanto a las finanzas, a la oposición local le pasó de noche la aprobación por el Congreso de la Unión de la ley para el control de las finanzas de estados y municipios.

El gobernador ya se había anticipado al régimen, contratando un programa de rendición de cuenteas alemán, conocido por las siglas SAP.

En esencia se trata de un programa de contabilidad y cuentas donde cada gasto estatal, así sea para comprar un lápiz, debe justificarse con una partida presupuestal y definir cómo encaja en el plan de desarrollo.

Son millones de movimientos, por lo que Gobierno contrató software y sistemas con una empresa mayor de acopio de datos.

Va en serio la ordenación del gasto, con hasta un 80 por ciento de las operaciones ya bajo control.

Todas las entidades trabajan en sus cuentas bajo presión de la nueva ley y Nuevo León se encuentra entre las siete más avanzadas.

Si a Rodrigo no le tiembla la mano y lleva a su culminación el programa, le habrá quitado otra bandera a la oposición.