A Rajatabla

El hombre idóneo

En un primer golpe de timón antes de empezar la campaña, Ivonne Álvarez designó como jefe de ella al contador Alberto Almaguer, que acaba de colocarse como secretario de Educación. Lo que no fue sorprendente para quienes conocen a ambos.

En primer lugar porque son viejos conocidos en Guadalupe, donde trabajó en su equipo y le organizó la campaña electoral más exitosa de los últimos años.

Es gente de su confianza, simplifican los observadores. Sabe cómo trabaja Ivonne y admira su talento político para relacionarse con individuos y grupos.

Pero aparte habría que mencionar que Almaguer ha seguido escuela dura de aprendizaje en asuntos municipales, electorales y de índole estatal como subsecretario de Desarrollo Social, subsecretario de Educación y secretario del mismo ramo.

Conoce a quien hay que conocer y sabe el potencial y capacidad de Ivonne.

Los rumores mencionaban que coordinaría su campaña alguien como Benjamín Clariond o Felipe Enríquez, o alguien dependiente directamente del gobernador, como Álvaro Ibarra.

Pero decidió correr el riesgo relativo de designar a su amigo y colaborador para jugársela otra vez juntos.

Vaya que es una decisión muy importante, de ella depende todo el proyecto, porque lo primero que hay que hacer es obtener el triunfo en las elecciones.