A Rajatabla

La "guerra sucia"

Llegaron hasta nuestra playa local los detritos arrastrados por el tsunami de los videos que devaluaron la imagen nacional del PAN.

Doloroso, pero sólo se llevó entre sus olas homicidas la carrera pública y las aspiraciones del diputado federal Martín López.

Falta que nos peguen de frente las olas embravecidas de la guerra sucia entre partidos y sobre candidatos.

No será el resultado de ninguna investigación periodística, sino el resultado buscado de utilizar la vida privada y sus excesos para desprestigiar y descalificar.

Ya se otean los vientos de tormenta azuzados por infames asesores internacionales especializados en buscar el triunfo de sus clientes sobre las cenizas de sus oponentes.

Están en el aire los indicios de lo que será una guerra sucia mortal contra Margarita Arellanes, para neutralizar su popularidad y torpedear su designación como candidata a la gubernatura.

La involucran, sin una sola evidencia en un crimen pasional, por su desaseo en el manejo de los recursos en Sedesol y su repentino enriquecimiento.

Y a cada aspirante priista igual le tienen su expediente listo para bombardearlos conforme se aproximen los días de la designación.

Los destinatarios aparentes son los ciudadanos, que obtendrán información destructiva de los protagonistas de la inminente campaña electoral.

En realidad son los no tan inocentes cómplices, difundiendo los rumores de viva voz o en las redes sociales.

 

jvillega@rocketmail.com