A Rajatabla

El gran prófugo

Ya queríamos cerrar otra puerta en contra del crimen organizado, pero no tuvimos tiempo de disfrutarlo.

La fuga del Chapo estuvo precedida de varias ejecuciones masivas, tiroteos sanguinarios y la cuota de siempre de grandes impuestos.

Nos la creímos que se estaba formando un nuevo liderazgo entre los criminales.

Que estaban llenando el hueco que dejó en el poder El Chapo y se iban formando nuevos jefes para nuevos cárteles, pero todo fue un engaño.

El Chapo simplemente estaba celebrando su año sabático para volver con más fuerza y más ferocidad a la guerra.

Desde el penal buscó matar a los culpables de su captura y quedaron a salvo de su grupo la mayoría de sus jefes.

Políticamente es el peor golpe, un martillazo al grupo gobernante que colecciona puras victorias de papel.

Dan ganas de sugerir al Presidente que ponga en ceros la nave presidencial y pedirle que se ponga a trabajar.