A Rajatabla

No al "dedazo"

La oposición y la prensa amarilla ya tienen lista desde ahora su metralla para censurar el dedazo que suponen va dar el presidente Peña Nieto para designar al candidato del PRI para gobernador.

Un experimentado priista dice que tienen los ojos en la nuca y no se han dado cuenta que vivimos en un siglo nuevo, en una realidad inédita.

Es otro país, es otra la política, ya no hay margen para el presidencialismo absoluto del siglo XX.

Vea el esfuerzo para conciliar todas las corrientes en favor de las reformas integrales, incluida la política que obliga a los partidos a rendir cuentas.

Y prefieren ignorar el último proceso electoral en el Estado de México, donde competía un político tan poderoso e influyente como Luis Videgaray con amigos tan entrañables como Alfredo del Mazo.

Sin embargo, Videgaray anunció que ya no competiría; que dedicaría su tiempo a ayudar a Peña Nieto a llegar a Los Pinos.

Del Mazo llegó casi solo a la final. Todo el mundo lo daba por amarrado la víspera de la decisión priista.

A la medianoche de ese viernes el gobernador escuchó al que no era su amigo, pero pintaba para ser un buen candidato. En la mañana siguiente los priistas mexiquenses se quedaron estupefactos ante el lanzamiento de Eruviel Ávila.

En el caso de Nuevo León por supuesto que tendrá la máxima influencia en la selección del candidato de su partido. Pero dedazo no habrá, concluye el priista.

jvillega@rocketmail.com