A Rajatabla

Las contradicciones

Es una trampa perversa y electorera la que tendió Margarita Arellanes con su propuesta de que escolares y estudiantes viajen gratis en los camiones. Si el Gobierno la deja pasar, arruinará a las empresas con la pérdida diaria de 600 mil pasajes.

Pero si prevalece el sentido común y se niega, el Gobierno será el explotador de los estudiantes y Margarita la campeona de los desheredados.

Igual hizo antes con los impuestos prediales, pidiendo al Congreso que siempre no aprobara la petición original de aumentarlos. Eso sí, a la vuelta de un día estaba solicitando un crédito cuantioso que acabarán pagando los mismos contribuyentes.

Posturas que se alinean más con la plataforma de López Obrador que con los principios liberales del PAN.

Asoma su cabeza el populismo que casi nos arruinó en el siglo pasado. El estatismo con la apuesta a un Estado que desplaza a las empresas e impone el control de precios.

Riñe con la vocación civilista, tanto del PRI como del PAN, la militarización y entrega de mandos municipales en manos de la Marina. Militares infraccionando correlones; marinos remitiendo borrachitos a la cárcel.

Por ese pragmatismo de los buscavotos se está desgajando el PAN y empieza el éxodo de sus miembros.

Y en el colmo de sus contradicciones, los panistas casineros tratan de desmantelar el Poder Ejecutivo del estado. Aunque le pongan grilletes a un eventual gobernador panista.

jvillega@rocketmail.com