A Rajatabla

Fuera de compás

En los tiempos del priato, los estados estaban siempre atentos a la agenda del Congreso de la Unión. Les importaban las iniciativas por seguir y replicar los resultados aclimatados a su región y circunstancia.

Los legisladores nuevoleoneses ya no siguen esa sincronía. Con las iniciativas del Ejecutivo de la Cámara, las muy importantes iniciativas de la reforma educativa demoran por llegar al debate local. Fuimos de los últimos en apoyarlas y adaptarlas a nuestro estado.

Igual está pasando con la propuesta de consulta pública para reducir a la mitad el número de los diputados plurinominales.

No se les ocurre que sin el mismo espíritu ya debieran estar discutiendo si le bajamos el número a los diputados locales de representación proporcional, quizá pasarlos de 16 a sólo 4.

Por ahora, son tantos que acaban burlando la voluntad ciudadana expresada en las urnas.

Ahora que igual podría reducirse el número de las curules, visto que ninguno de ellos se dedica a servir los intereses heterogéneos de los ciudadanos, todos votan en bloque conforme lo dictan los partidos.

Bastaría con empalmar los distritos locales con los federales. Se reduciría así el número de las locales a sólo doce.

Pero la consulta pública sobre los plurinominales se realizará en junio, así que el tema llegará a la local tarde o nunca a la legislatura para efecto de reducir el número de los diputados locales.