A Rajatabla

Sin cambio

Por lealtad y por decisión propia, Ivonne Álvarez está haciendo una campaña espalda contra espalda con el gobernador Rodrigo Medina, no sólo promete continuidad, sino también optimizar los programas actuales.

Sus adversarios por eso instrumentan su artillería en contra sólo de pasada para Ivonne y se concentran en atacar ferozmente a Rodrigo Medina, a su familia, a sus resultados.

Más de un experto consultado le ha dicho a Ivonne en otras palabras que como estrategia de campaña y de Gobierno debe deslindarse públicamente de Rodrigo y hacer ver la independencia de la que es capaz.

A estas alturas de la campaña resulta difícil y hasta salto de la muerte el intentar ese deslinde.

Quienes hacen campaña con ella dicen que Ivonne es menos débil de lo que parece y que seguramente va a tomar sus propias decisiones de Gobierno, aunque le cueste lastimar al régimen actual y tenga que contradecir alguno de sus programas, pero debe de decirlo ahora, eso es consejo de sus asesores, y desviar el fuego no precisamente contra Rodrigo, sino contra algunos de sus funcionarios fallidos y sus programas no exitosos.

Curiosamente quienes le piden ese gesto de independencia son los priistas; los muchos priistas que se sienten lastimados por el presente y el pasado reciente.

No es un asunto leve, va en juego el resultado de una elección muy competida y muy cerrada.