A Rajatabla

La cafetera del PAN

Tomó unos instantes calentar la cafetera preelectoral del PAN. Bastó con dos o tres desplantes de Margarita Arellanes y las porras que le echaron los dueños de los votos panistas de NL.

Como habíamos previsto, llegó el momento de enfriar esa cafetera y mandar a la banca a la alcaldesa. Ya casi desapareció su posibilidad de llegar a la gubernatura.

Si mucho, le conceden posibilidades de llegar a una diputación federal. El que podría ser el principal oponente para la candidatura es Felipe de Jesús Cantú según las primeras estadísticas internas.

En una cena con panistas locales y de México, el ex alcalde dijo que resistirá todas las presiones para dejarle el paso libre a Margarita.

Por el único que me quitaría es por Ugo Ruiz, el alcalde de San Pedro. Sólo a él le concedo valor y valores para ser el abanderado del PAN.

En el cuartel nacional del partido afirman que es Gustavo Madero quien insiste en lanzarla, pero Gustavo de momento tiene las manos atadas porque pidió permiso para ir a pelear por una diputación federal.

Y su sustituto, el diputado Anaya, se alinea con el Comité Ejecutivo Nacional, que no tiene muy buena impresión de Arellanes: le censuran su traición a los grupos políticos que le ayudaron a llegar a la alcaldía, su relación nefasta con el dinero de los casinos y una vasta red de corrupción que incluye esquilmar a los dueños de antros y cantinas para cubrir sus gastos de precampaña, así como su falta de obras públicas y la condición desastrosa de la ciudad que debiera gobernar.